POLÉMICA EN LAS AULAS

Protesta en un instituto de Lleida por las teorías homófobas de un profesor de Filosofía

"Ser gay es antinatural, es como un cojo o un tuerto, es inexplicable", expuso el docente

Los alumnos salieron de clase y este miércoles han protestado en el patio del centro

Alumnos del instituo Gili i Gaya se manifiestan contra las teorías del profesor de filosofía.

Alumnos del instituo Gili i Gaya se manifiestan contra las teorías del profesor de filosofía. / LAURA CORTES (ACN)

Se lee en minutos

Sin apelar a Sócrates, Descartes o Sartre, de motu proprio, obviando el contenido del temario y los más elementales principios de respeto a la diversidad sexual que contempla la ley y sosteniendo que las relaciones entre personas del mismo sexo son antinaturales. Nadie esperaría que una cosa así suceda en clase de Filosofía, pero así fue. Pueden dar fe los alumnos de 4º de ESO del instituto Samuel Gili i Gaya de Lleida, que no daban crédito a las declaraciones de su profesor el lunes pasado. 

"Ser homosexual es antinatural, es como un cojo o un tuerto, es inexplicable", expuso el docente ante la pregunta de una joven, según relata una alumna en su Facebook. Como consecuencia de la sorprendente declaración, el chaval que cuestionaba esos postulados se levanto de su asiento y se marchó de clase. Poco después, sus compañeros hacían lo propio. Dos alumnas explicaron lo sucedido a la dirección del instituto, que les agradeció el gesto y contactó con Ensenyament para pedir que evalúe el caso.

RECONDUCIR LA SITUACIÓN

Esta mañana se ha celebrado una concentración en el patio del centro en la que casi dos centenares de jóvenes se han manifestado en protesta por la actitud homófoba del profesor, que no ha asistido a clase este miércoles. Fuentes del Departament d'Ensenyament han calificado de "reprobables y poco afortunadas" las palabras del docente, al tiempo que han avanzado que mediarán entre el profesor y sus alumnos para tratar de reconducir la situación. Dos inspectores de la 'conselleria' ya han hablado con los alumnos, a petición del centro. 

"Valoramos la reacción de los alumnos, por su sentido crítico. Cabe recordar que el Parlament aprobó una ley antihomofobia para preservar el respeto por la orientación sexual de todas las personas", explican las mismas fuentes. Este martes el director de los servicios territoriales de Ensenyament en Lleida, Miquel Àngel Cullerés, mantuvo un encuentro con el docente en el que el profesor "se disculpó", según explica el departamento. A la Generalitat no le constan precedentes similares de este profesional durante su trayectoria.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Tras la protesta de los alumnos, la comunidad educativa y el consejo escolar han emitido un comunicado para manifestar su "rechazo absoluto a cualquier manifestación verbal contra la libertad sexual, de religión, creencia u opinión, considerando que es un derecho fundamental de toda persona". "Defendemos la libertad de expresión y la libertad individual siempre desde el respeto, en todo aquello que la ley no prohíbe", subraya el texto.

La directora del centro, Carme Panadés, ha manifestado su "tolerancia cero" ante declaraciones homófobas como las del docente y ha destacado que este enviará una carta de disculpa a los alumnos porque no pretendía ofender.

Te puede interesar

Desde el colectivo gay, han reclamado a las autoridades "una réplica a la altura de la gravedad de los hechos", como expone Abel Huete, vicepresidente de Colors de Ponent. Por su parte, Eugeni Rodríguez, presidente del Observatori Contra l'Homofòbia (OCH), ha lamentado que vuelva a quedar en evidencia la falta de implementación de la ley antihomofobia y de los consiguientes protocolos para estos casos. "La Generalitat archiva muchos expedientes argumentando que no hay testigos, pues bien, en este caso hay toda una clase para atestiguarlo", ha aseverado Rodríguez.

Nuevo incumplimiento de la ley contra la LGTBI-fobia

La plataforma LGTBIcat, que agrupa a las principales entidades LGTBI --FAGC, Casal Lambda, Gais Positius, Famílies LG, Gaylespol, ACGIL, Generem, AMPGIL, Stop Sida y la Fundació Enllaç--, denuncia “falta de voluntad política para cumplir con el designio parlamentario”.