27 may 2020

Ir a contenido

EN BARCELONA

El fiscal pide dos años para tres hombres que recriminaron a dos lesbianas que se besasen

Una de las mujeres recibió un puñetazo en la cara

J. G. Albalat

Diferentes colectivos, acompañados de representantes de partidos políticos, celebran en el Parlament la aprobación de la ley antihomofobia.

Diferentes colectivos, acompañados de representantes de partidos políticos, celebran en el Parlament la aprobación de la ley antihomofobia. / JULIO CARBÓ

El fiscal contra el odio y la discriminaciónMiguel Ángel Aguilar, solicita dos años de prisión y multa para tres hombres que el día 10 de octubre del 2016 humillaron a una pareja de lesbianas que se besaron en una cafetería de Via Laietana. Una de ellas, además, fue agredida.

Tras acabar su jornada laboral,  Vanessa y Andrea se dirigieron a la cafetería Original’s Bakery, en la Via Laietana. Las dos se sentaron en una mesa contigua a la cristalera del establecimiento con vistas directas a la vía pública. En un momento dado se dieron un beso y aparecieron los tres acusados junto a otras dos personas no identificadas. Uno de ellos entró en el local y les recriminó delante del resto de la clientela al grito de: “Oye, no podéis besaros en público”. Fuera, otro acusado se bajó los pantalones y los calzoncillos y exhibió “obscenamente” sus testículos a modo de mofa.

Molesta con lo sucedido, Vanessa salió de la cafetería para reprocharles su comportamiento diciéndoles: "Oye, a ti te gustaría estar con tu pareja en un restaurante y que alguien hiciera lo mismo que tú,  ¿qué te pasa?". En este momento, fue  rodeada y uno de los acusados aprovechó para propinarle un fuerte empujón. La chica se cayó encima de una papelera y cuando trataba de reincorporarse otro imputado le dio un puñetazo en la cara que provocó un sangrado abundante.

AGARRONES

Uno de los acusados decidió huir del lugar y el resto de acusados que rodeaban a Vanessa, al ver que trataba de seguir a quien le acababa de golpear, comenzaron a darle empujones y agarrones para evitar que ella pudiera perseguirle. Al final, la mujer fue auxiliada por dos clientas del local. El fiscal acusa a los tres investigados de un delito contra los derechos fundamentales y libertades públicas y otro de lesiones leves.  Además de los dos años de prisión y multas, se les pide el pago de una indemnización de 1.980 euros.