Ir a contenido

La central de Ascó vuelve a la normalidad tras un pequeño incendio

La caída de agua sobre una turbina ha provocado una intensa humareda

La central nuclear de Ascó.

La central nuclear de Ascó. / JOAN REVILLAS

La central nuclear Ascó I (Tarragona) ha sufrido durante la madrugada de este martes un incendio de duración superior a 10 minutos, que ha obligado a detener su programa de parada de recarga y a activar las maniobras de descarga del combustible.

Según informó el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), el incendio ha sido ocasionado por la caída de agua sobre los interruptores de una barra de alimentación eléctrica normal durante trabajos de recarga en el edificio de turbina.

Como consecuencia, se perdió el suministro eléctrico normal y entró en funcionamiento el generador diésel de emergencia de forma correcta.
A las 3.31 horas se desclasificó la alerta de emergencia de este suceso, que no ha tenido repercusión en los trabajadores, la población ni el medio ambiente y ha sido clasificado provisionalmente como nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (INES).

El incidente no ha supuesto ningún riesgo radiológico, según el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). El titular de la central ha comunicado al CSN el alerta de emergencia conforme a los requerimientos establecidos en su Plan de Emergencia Interior (PEI). El protocolo obliga a notificar cualquier incendio de duración superior a los diez minutos. Esta mañana, la instalación está parada en su programa de parada de recàrrega y continúan las maniobras de descarga del combustible.

SIN RIESGO DE EMISIONES

El cortocircuito por caída de agua sobre los interruptores de una barra de alimentación eléctrica normal durante los trabajos de recàrrega al edificio de turbina ha causado humo abundante que, en un primer momento, ha hecho suponer que se había ocasionado un incendio, sin riesgo de emisión radiactiva.

Se han comprobado los niveles de radiación ambiental recogidos de forma continua a las estaciones de la red de vigilancia, sin que se hayan observado variaciones de los niveles normales.

El Consejo de Seguridad Nuclear ha activado el retén de emergencias de su Organización de Respuesta ante Emergencias (ORE) en modo 1 (activación reducida) y ha seguido la evolución de la situación desde la Sala de Emergencias (SALEMOS) en continua comunicación con la inspección residente, con la instalación y con la subdelegación del Gobierno en Tarragona.

SIN CONSECUENCIAS

El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha confirmado que el incidente ocurrido en la central nuclear Ascó I está "absolutamente controlado" y "no ha tenido ninguna consecuencia" ni peligro para los ciudadanos de ningún tipo, en declaraciones a Catalunya Ràdio.

"El incidente ha sido absolutamente controlado y no ha tenido consecuencias. En ningún momento ha habido peligro para las personas de contaminación radiológica de ningún tipo", ha explicado.

El delegado del Gobierno en Cataluña ha explicado que el Plan de Emergencia, que se ha activado a las 02:30 horas hasta las 07:30 horas, ha funcionado "con absoluta normalidad" y todos los grupos de seguridad han estado en funcionamiento desde el primer momento. Millo ha evidenciado su "satisfacción" por el "perfecto funcionamiento" de los operativos del Estado, la Generalitat y el ámbito local