Ir a contenido

La necesidad de comedores en los institutos públicos llega al Parlament

Cientos de jóvenes catalanes pierden la beca al pasar de la escuela al instituto

El PSC reclama que Ensenyament habilite nuevos espacios el próximo curso escolar

EL PERIÓDICO / BARCELONA

La necesidad de comedores en los institutos públicos llega al Parlament

RICARD FADRIQUE

Los comedores escolares en los institutos como prioridad. El riesgo de malnutrición al que están expuestos decenas de estudiantes de secundaria en Catalunya, porque al pasar a la ESO han perdido el derecho a beca alimentaria, llegará este viernes al Parlament a través de una moción, en la que se instará a la Generalitat a habilitar comedores en los centros de secundaria. En los últimos años, varios institutos catalanes han abierto, con ayuda de oenegés, sus propios espacios para atender las necesidades de sus alumnos más vulnerables.

La reclamación, presentada por la diputada del PSC Esther Niubó, debería de hacerse efectiva, según la parlamentaria, antes del inicio del próximo curso. "Tenemos un gran problema en la secundaria: la compactación de la jornada lectiva supuso el cierre de la mayor parte de comedores en los institutos", ha alertado Niubó este jueves en una interpelación hecha en el pleno del Parlament. "En algunos municipios el cierre de este servicio en los peores años de la crisis conllevó la inmediata apertura de comedores sociales", ha afirmado.

"Imagínese el estigma por estos adolescentes, un niño de primero de ESO, de 12 años, sin comedor en el centro, sin beca, por tanto, y sin recursos en casa... comiendo después de cada jornada lectiva en un comedor social", le ha subrayado la diputada del PSC a la 'consellera' de Ensenyament, Meritxell Ruiz.

MENOS DEL 2% DE LOS ALUMNOS

La 'consellera' ha recordado que su departamento está prepando un nuevo decreto de comedores y transporte escolar, que se basará en criterios de renta para "garantizar que ningún alumno con necesidades económicas" deje de acceder a estos servicios, ha afirmado. "Estamos dando unas 5.000 becas de comedor a alumnos de ESO", ha afirmado Ruiz. Esta cifra supone que menos del 2% de los estudiantes catalanes de secundaria obligatoria tienen una ayuda alimentaria, frente al 13,6% que la reciben en educación infantil y primaria. En el tránsito entre el colegio y el instituto, el número de receptores de beca de comedor desciende, pues, en prácticamente un 89%

El nuevo decreto de comedores escolares reemplazará al aprobado en 1996 y que actualmente aún está en vigor. Ruiz ha avanzado que el texto regulará quién puede gestionar los comedores escolares, seguirá los criterios de contratación pública y deberá "garantizar la calidad por encima del precio". También ha sostenido que las ayudas se basarán en la renta, como principal criterio. La distancia entre el domicilio del alumno y el centro educativo, será una condición de menor relevancia.

Con todo, ha alertado la 'consellera', para garantizar la viabilidad del decreto sería necesario cambiar la ley educativa española. Es la normativa española, que se ha intentado cambiar en alguna ocasión sin éxito, la que establece como obligatorias las becas de comedor y transporte escolar para todos los alumnos que deben cambiar de municiio para ir al colegio o instituto. Sea cual sea la renta de sus familias.

0 Comentarios
cargando