Ir a contenido

Las entidades ratifican finalmente la renta garantizada

Las asociaciones promotoras aprueban por unanimidad el acuerdo con la Generalitat

TERESA PÉREZ / BARCELONA

Recogida de firmas para reclamar la Renta Garantizada, en el distrito de Gràcia de Barcelona.

Recogida de firmas para reclamar la Renta Garantizada, en el distrito de Gràcia de Barcelona.

La comisión promotora de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC) ha aprobado este viernes por "unanimidad" el preacuerdo verbal alcanzado con la Conselleria de Treball, Afers Socials i Famílies el pasado miércoles para implantar esta ayuda a partir de septiembre a las familias vulnerables.

Las dos partes negociadoras: la Generalitat y los promotores de la ILP, suscribirán el lunes el acuerdo. Tras este trámite, será el Parlament de Catalunya quien dé el último visto bueno. Por eso, la comisión ha reclamado, además, que la propuesta sea aprobada "en el término más breve posible por el pleno" de la Cámara Catalana. La prestación ascenderá este año a los 564 euros por persona, lo que equivale al 85% del Índice de Renta de Suficiencia de Catalunya (IRSC).

La renta garantizada llega tras meses de negociación y tres años después de que los impulsores de la ILP presentaran, en diciembre del 2013 en el Parlament, más de  120.000 firmas para reclamar esta prestación para paliar los efectos de la pobreza severa en Catalunya.

La cantidad inicial de la Renta Garantizada de Ciudadanía ascenderá este año a 564 euros por persona. Se ampliará hasta alcanzar los 664 euros por persona y los 1.200 para las parejas con un máximo de tres hijos. Estas cantidades se percibirán en el año 2020, cuando se aplique en su totalidad. El presupuesto previsto en esa fecha oscilará entre los 500 y los 600 millones de euros.

ENTUSIASMO

Las cifras de los beneficiarios todavía son una incógnita. El cobro de esta prestación llegará nada más implantarse a tres colectivos. Primero, las 29.000 hogares que cobran actualmente la Renta Mínima de Inserción (426 euros) y que pasarán a recibir la renta mínima garantizada de forma automática. El segundo grupo serán las familias monoparentales, unas 7.000, con contratos a tiempo parcial que, en este caso, podrán compatibilizar con las rentas de trabajo inferiores al IRSC. Y en tercer lugar, todos aquellos hogares que no tienen ningún ingreso.

Las claves de una prestación

Para percibir la Renta Garantizada de Ciudadanía hay que tener más de 23 años y llevar más de dos residiendo en Catalunya. El beneficiario que la solicite no podrá ser dueño de ninguna propiedad, salvo la residencia habitual, y haber agotado cualquier prestación social.

La renta tiene letra pequeña. La prestación va ligada al cumplimiento de un plan de inserción y de ocupación. Las personas que sigan este programa percibirán otros 150 euros. Por eso, si se rechaza una oferta de empleo, se perderá cualquier derecho.

El Servei d’Ocupació de Catalunya (SOC) será el organismo encargado de gestionar la prestación y de tramitar los expedientes. La paga  social se revisará cada año.

El portavoz de la comisión, Diosdado Toledano, ha afirmado que se ha conseguido "un muy buen acuerdo" similar, a su juicio, a la prestación del País Vasco y "superior a la de Navarra y Baleares", que son las tres autonomías que ya han implantado la prestación para las familias vulnerables.

De hecho, las 30 personas, pertenecientes a las 80 organizaciones que forman parte de la comisión, "además de votar por unanimidad lo han hecho con entusiasmo". La 'consellera' de Treball, Afers Socials i Famílies, Dolors Bassa, ha afirmado en Twitter que "es un gran paso adelante para combatir la pobreza y las desigualdades". Las entidades sociales también han valorado este acuerdo como la conquista social más importante de los últimos años.