Ir a contenido

UN MODELO CONTROVERTIDO

TripAdvisor: un sistema secreto para detectar el fraude

La web dice utilizar un filtrado automático para evitar la picaresca, así como un equipo para revisar cada caso si saltan las alarmas

PATRICIA CASTÁN / VÍCTOR VARGAS LLAMAS / BARCELONA

Casi con el mismo celo con el que la Coca-Cola preserva la fórmula de su composición, TripAdvisor mantiene en secreto las directrices que rigen su sistema de detección de fraude. "Nadie en internet da detalles de cómo controla este aspecto, porque da facilidades para burlar el modelo a quienes tienen malas intenciones", explica Blanca Zayas, responsable de comunicación de la web en España.  

"Es imposible revisar el fraude manualmente por la gran cantidad de comentarios. Hay un filtrado automático que atiende a aspectos como localizar la dirección IP del dispositivo, hasta patrones de comportamiento. Y si saltan las alarmas de estos sofisticados sistemas, entra en juego un equipo de especialistas que controla cada caso para determinar si hay que mantener el comentario, además de aplicar posibles sanciones", destaca Zayas.

La web modificó el algoritmo de posicionamiento para tratar de evitar manipulaciones

TripAdvisor modificó el algoritrmo para posicionar a los establecimientos tras constatar la posibilidad de "catapultarse a lo alto del índice de popularidad con relativamente pocas opiniones de 5 burbujas", la máxima distinción. Por ello decidió "mejorar" su algoritmo en aras de una clasifiación estable, y basada "en la calidad y la cantidad de las opiniones de viajeros, así como en lo recientes que sean".

ALTERNATIVAS

Frente a la fórmula abierta de comentarios que permite TripAdvisor, otros foros de opiniones públicas que se han convertido en la mejor guía para el viajero o el comensal son los portales de reserva. Su principal garantía es la seguridad de que todos los que vuelcan opiniones han sido clientes demostrados del establecimiento. 

En el sector hotelero destacan a gran distancia del resto Booking Expedia. Gran parte de los viajeros alojados en Barcelona llegan por esas vías. A diferencia de TripAdvisor, en estos portales el usuario ha volcado previamente todos sus datos para poder reservar.

Con Booking, tras la estancia, el cliente recibe un correo con la encuesta para valorar los servicios, a todos los niveles. De ese modo, solo se opina con conocimiento de causa y no pueden haber opiniones falsas o interesadas. Aunque ello no significa que no se utilicen las coacciones para exigir beneficios al hotel a cambio de no poner una mala crítica.

Los portales de opiniones de hoteles requieren demostrar que se ha estado alojado para poder opinar

En el caso de Expedia, incluso se genera una primera encuesta tras el 'check in', donde si hay un problema inicial hay opción de que se resuelva antes de que sea demasiado tarde y se haga una crítica definitiva tras la estancia.

El segundo hotel mejor valorado de Barcelona en TripAdvisor, The Serras, una joya en el paseo de Colón, está lleno de sentidas alabanzas. Pero incluso aquí destacan que una de sus primeras críticas, que les puntuó fatal, sigue allí pese a que han demostrado con creces que procede de un perfil falso.