Ir a contenido

INVESTIGACIÓN EN MARCHA

Violada una joven barcelonesa cerca del aeropuerto de Múnich

La víctima fue asaltada por la espalda cuando regresaba a casa de madrugada

La policía busca a dos hombres que incomodaron a la joven durante una fiesta

Violada una joven barcelonesa cerca del aeropuerto de Múnich

La policía alemana está tratando de localizar a los responsables de la violación que sufrió una joven de Barcelona de 26 años durante la madrugada del sábado al domingo en los alrededores del aeropuerto de Múnich, según ha informado las autoridades policiales del país centroeuropeo.

La chica fue asaltada por la espalda por al menos un desconocido entre la medianoche y las dos de la mañana en el trayecto de regreso a su casa, en la pequeña localidad de Hallbergmoos, situada a unos 25 kilómetros al norte de Múnich, adonde se dirigía tras acudir a una fiesta con unos compañeros de trabajo.

La víctima fue encontrada en torno a las seis de la mañana, cuando un hombre que estaba corriendo por la zona la encontró en las proximidades del aeródromo de Múnich, en una pequeña colina para visitantes desde la que se puede contemplar la pista de despegue, según ha informado el periódico alemán Sueddeutsche Zeitung. El hombre reparó en la presencia de la chica, que esta estaba pidiendo ayuda y presentaba claros síntomas de hipotermia. De inmediato fue trasladada a un centro médico próximo al lugar. 

PIDIÓ AYUDA EN LA FIESTA

Las fuerzas de seguridad alemanas, que han iniciado de oficio una investigación, están tratando de localizar a dos personas que hablaron con la joven durante la fiesta del pasado fin de semana, aunque se desconoce si ambos están relacionados de alguna forma con la violación.

Al parecer se trata de dos ciudadanos extranjeros, quienes trabaron conversación con la barcelonesa durante la fiesta y que, a partir de cierto momento, se dirigieron a ella de una forma en la que comenzó a sentirse incómoda e incluso acosada.

La joven barcelonesa reclamó entonces la ayuda de algunos de sus compañeros de trabajo, quienes intervinieron para evitar que la situación acabara resultando más conflictiva para ella. Según fuentes de la investigación, después de ser advertidos por terceros, los dos hombres pidieron perdón a la chica y se retiraron.

Según las descripciones que han aportado las fuerzas de seguridad alemanas, ambos individuoss eran de tez morena y uno de ellos no hablaba ni inglés ni alemán, mientras que el otro se hacía entender con un nivel muy básico de inglés y casi nada de alemán. La lengua materna común podría ser el árabe, según explica el rotativo alemán. La policía alemana está tratando de localizar a testigos que puedan aportar datos sobre lo sucedido, tanto durante la fiesta como en los hechos posteriores. 

Descripción de dos posibles sospechosos

El diario 'Sueddeutsche Zeitung' informa de las características físicas de los hombres que importunaron a la joven catalana, según testigos presenciales. Uno tiene de 20 a 30 años, pelo negro y rizado, mide alrededor de 1,70, es de complexión gruesa y vestía camiseta blanca con detalles rojos. El otro individuo es delgado, tenía barba de tres días y vestía chaqueta negra.