Ir a contenido

INVESTIGACIÓN JUDICIAL

El fiscal exige 7 años de cárcel para un monitor de los Maristas por pornografía infantil

Terenci G. Z. está acusado en otro proceso judicial de haber abusado sexualmente de cuatro alumnas

En su ordenador los Mossos localizaron 4.300 fotos y 195 vídeos en los que aparecen menores en actitud erótica

J. G. Albalat

Vídeo de la detención del monitor pederasta de los Maristas en julio del 2016. / MOSSOS

Al monitor de comedor de la escuela de los Maristas de Sants-Les Corts Terenci G. Z., acusado de abusar sexualmente de cuatro niñas, le llueven los problemas. El fiscal presentó en septiembre del 2016 en el juzgado un escrito de acusación en el que le reclamaba 16 años de prisión por estos hechos. Ahora ha remitido otro en el que le solicita otros siete años de prisión por un delito de difusión de pornografía infantil. Los Mossos hallaron en su ordenador en diciembre del 2015 un total de 4.302 fotos y 195 vídeos en los que aparecen menores de edad, en su mayoría niñas de entre 12 y 15 años, desnudos, mostrando sus genitales y en actitud erótica explícita, en algún caso con hombres adultos.

Un juzgado de Barcelona ha investigando durante meses a este monitor de comedor, de unos 30 años, que trabajaba en la sede que el colegio de los Maristas tiene en la calle de Antoni Capmany de Barcelona, dedicada a la enseñanza infantil y primaria. Los Mossos lo detuvieron a finales del 2015 acusado de haber abusado sexualmente de cuatro niñas. Pero el caso no salió a la luz hasta febrero del 2016, al destapar este diario un escándalo de pederastia en varios colegios de los Maristas en Barcelona y Badalona. Tercenci G. Z. realizaba estudios de preparación para monitor de la fundación Pere Tarrés cuando fue asignado a realizar las prácticas en la escuela de los Maristas de Sants-Les Corts.

SEGUNDA DETENCIÓN

Tras tomarle declaración, la jueza decretó su libertad provisional bajo medidas cautelares, como la obligación de comparecer en el juzgado, así como la prohibición de comunicación con las víctimas. Tampoco podía acercarse al centro escolar. Sin embargo, en julio del 2016 fue detenido de nuevo en un cámping del Baix Empordà como presunto autor de un delito de distribución y difusión de material pornográfico infantil. El análisis de sus ordenadores tras los presuntos abusos en el colegio ha podido acreditar que almacenaba una gran cantidad de archivos sexuales de menores.

El fiscal Francisco Javier Pérez Ruiz señala en su nuevo escrito de acusación que Terenci G. Z. participó entre el 2014 y el 2016 "en una red de intercambio de archivos fotográficos" y vídeos en los que aparecían menores de edad en escenas pornográficas. Este material, además, se encontraba a disposición de otros usuarios del grupo a través de internet. El acusado también bajó de una nube virtual fotos y vídeos de estas características.

En julio del 2016 los Mossos no solo le detuvieron, sino que registraron una segunda residencia de Tercenci G. Z. y se comprobó que en un lápiz de memoria, en un ordenador portátil y en un teléfono guardaba 640 fotos de naturaleza sexual de menores. También se localizaron chats del mismo carácter con otras personas adultas.

43 denuncias contra 12 docentes y trabajadores

Exalumnos de los colegios de los Maristas de Sants-Les Corts y la Immaculada, en el distrito barcelonés del Eixample, y de Badalona llegaron a presentar hasta 43 denuncias contra 12 docentes, incluyendo las seis del 2011 contra el hermano Lucio Zudaire, y un monitor de comedor que ejercía en el primer centro. Aunque tres de los denunciados confesaron a EL PERIÓDICO haber abusado de menore, casi todos los casos han sido archivados por prescripción del delito por el paso del tiempo. De hecho solo quedan abiertos los procesos contra el exprofesor Joaquim Benítez y el citado monitor. 

0 Comentarios
cargando