01 abr 2020

Ir a contenido

Mateo Valero, premiado por la asociación mundial de ingenieros

EFE

El director del Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS), Mateo Valero, ha sido galardonado con el premio Charles Babbage del Institute of Electrical and Electronics Engineers (IEEE), que es la asociación mundial de ingenieros, por su trabajo en computación paralela.

El IEEE ha informado hoy de que concede este premio a Valero por "sus contribuciones a la computación paralela a través de un trabajo técnico brillante, la tutoría a los estudiantes de doctorado y la construcción de un entorno europeo de investigación increíblemente productivo".

El premio, que consiste en un certificado y una remuneración de 1.000 dólares, será entregado el 31 de mayo en Orlando (Florida, EEUU) durante la celebración del International Parallel and Distributed Processing Symposium (IPDPS 2017).

En el mismo encuentro, el 1 de junio, Valero ofrecerá una conferencia destacada sobre "Arquitecturas Runtime-aware".

Mateo Valero centra su investigación en arquitecturas para computación de altas prestaciones, ha publicado cerca de 700 artículos y dado más de 500 charlas como conferenciante y ha sido reconocido con numerosos premios por su investigación.

Entre sus reconocimientos internacionales destaca el Premio Eckert-Mauchly (2007), el más importante a nivel mundial en el ámbito de la Arquitectura de Computadores; el premio Seymour Cray (2015), el más importante a nivel mundial en el ámbito de la Computación de Altas Prestaciones, y el premio Harry H. Goode (2009).

También ha recibido diversos reconocimientos de ámbito nacional, como el Premio Nacional de Investigación Julio Rey Pastor, de Informática y Matemáticas; el Premio Nacional de Investigación Leonardo Torres Quevedo, de Ingeniería; el Premio Rey Jaime I de Investigación de la Generalitat Valenciana, el premio de la Fundació Catalana de Recerca, la Cruz de Sant Jordi de la Generalitat y el Premio Aragón.

Valero obtuvo el título de Ingeniero de Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Madrid en 1974 y realizó su doctorado en Telecomunicaciones en la Universidad Politécnica de Cataluña, donde poco después de llegar comenzó a dar clases en la recién creada facultad de Informática.

Pronto se convirtió en el primer catedrático español de Informática, con la cátedra de Arquitectura de Computadores.