07 ago 2020

Ir a contenido

Las muñecas sexuales reaparecen en un prostíbulo de Barcelona

La empresa Lumidolls asegura que se ha trasladado a una casa de citas con licencia para la actividad

Katy, una de las muñecas de Lumidolls.

Katy, una de las muñecas de Lumidolls. / ELISENDA PONS

Las muñecas sexuales de Lumidolls se han trasladado a un burdel de Barcelona en toda regla después de que el negocio tuviera que abandonar el piso del Gòtic en el que se había instalado cuando el arrendador descubrió en qué consistía. Según Lumidolls, la casa de citas a la que se han trasladado tiene licencia para este tipo de actividad.

El prostíbulo de muñecas abrió en una calle del Gòtic hace un mes con una oferta de maniquís hiperrealistas fabricados con aluminio y silicona, de 40 kilos. Pocos días después de su apertura, en un episodio confuso, el negocio desapareció de su ubicación original. Según la Guardia Urbana, que encontró el local vacío cuando fue a inspeccionarlo, los propietarios de la vivienda desconocían la actividad que allí se desarrollaba y liquidaron el contrato al descubrirla. La versión de la empresa fue que se mudaron por "falta de infraestructura". Las muñecas están ahora en un burdel en el que también hay mujeres.