Ir a contenido

CAMBIO DE LOS HÁBITOS CIUDADANOS

La reforma horaria pasa de la teoría a la práctica

El pacto nacional con todos los sectores implicados se firmará antes del verano

La 'consellera' Munté anima a trabajar por una organización del tiempo "más cívica"

Carlos Márquez Daniel

Anuncio de la Generalitat para dar a conocer la reforma horaria.  / GENERALITAT DE CATALUNYA

Que la reforma horaria pase de la teoría a la práctica, del 'consejo de ancianos' a la política, es una buena y una (quizás) mala noticia. Buena porque el trabajo de estudio, el proceso participativo y los debates -iniciados en enero del 2014- han demostrado que hay interés en una nueva organización del tiempo. Puede que mala porque la burocracia no se ha caracterizado nunca por su agilidad y facilidad a la hora de sacar adelante proyectos. El tiempo dirá. En cualquier caso, el tránsito de Catalunya hacia hábitos diferentes inicia la senda de los hechos concretos.

Antes de precisar el camino a seguir, será necesario que los actores implicados firmen el pacto nacional para la reforma horaria, lo que se espera para antes de verano. Sindicatos, administraciones públicas (Govern, ayuntamientos, diputaciones...), patronal, escuelas, comercio, sector audiovisual, teatros y centros médicos. Todos, como ha expresado este viernes la 'consellera' de Presidència, Neus Munté, durante la presentación de las conclusiones del consejo asesor de la reforma horaria, en pro de lograr uno "tiempos más cívicos". Para ellos será necesario establecer un momento cero, el día en el que ciertas cosas deberán cambiar de golpe. Puede que sea el 'prime time' de TV-3. O el horario del instituto, de los funcionarios. Gestos importantes que empujen al sector privado a irse sumando poco a poco. El pacto nacional propondrá medidas concretas. Y lo más importante: establecerá un marco presupuestario para lograrlo. 

Entre el 12 y el 18 de junio se celebrará una semana de la reforma horaria en la que distintos ayuntamientos entidades privadas celebrarán actos para promocionar los nuevos hábitos ciudadanos. El programa se está elaborando, pero lo más probable es que se realicen pruebas piloto para que cualquiera pueda degustar y opinar sobre las virtudes y defectos del invento. 

0 Comentarios
cargando