Ir a contenido

SEGUNDO ANIVERSARIO DE LA TRAGEDIA DE LOS ALPES

El juez de Germanwings entrega a las familias unos 40 móviles recuperados pero sin datos

La aparición de varios vídeos de los últimos minutos antes del siniestro podría estar tras la decisión judicial

Algunos allegados reclamarán acceder a los últimos recuerdos y archivos personales de las víctimas

Manuel Vilaseró

Parientes y amigos de las víctimas hablan con periodistas después de colocar velas este viernes en la ceremonia de conmemoración en el monumento de Le Vernet a las víctimas de la tragedia de Germanwings.

Parientes y amigos de las víctimas hablan con periodistas después de colocar velas este viernes en la ceremonia de conmemoración en el monumento de Le Vernet a las víctimas de la tragedia de Germanwings. / BERTRAND LANGLOIS

No hay consuelo para alguien que ha perdido a su ser más querido en un siniestro tan trágico como el de Germanwings, pero hay decisiones, gestos, detalles, que parecen innecesarios y que contribuyen a ahondar el dolor. Varias familias han contemplado con disgusto que el juez de Marsella que instruye el caso se haya quedado con el contenido de entre 40 y 50 dispositivos móviles que se encontraron a salvo, hurtando así la posibilidad de recuperar las imágenes de los últimos días de sus hijos, padres o hermanos, así como cualquier otra valiosa información personal.

Tampoco ayuda en nada que los progenitores del Andreas Lubitz hayan escogido este viernes, el día del segundo aniversario de la tragedia, para reivindicar la inocencia de su hijo, un hecho que ha sido calificado de “provocación” por la víctimas. O que Lufthansa, la nave nodriza de Germanwings, haya establecido en un máximo de cinco el número de familiares de cada fallecido a los que ha permitido viajar a la inauguración de la escultura erigida en Francia.

TARJETA SIN CHIP

Los allegados de las 150 víctimas mortales han ido recibiendo en los últimos meses algunos de los móviles que se conservaron relativamente intactos tras el impacto, pero se entregan con las memorias extraídas, sin más explicación. También se ha entregado un ordenador con el disco duro extraído e inutilizado. Se desconoce si las memorias han sido borradas o se guardan en secreto.

En el caso de la familia del joven ingeniero gerundense Jordi Motjé, no se hallaron ni el ordenador ni los dos teléfonos móviles, pero sí se le ha entregado a la famila la tarjeta SIM de uno de ellos. Eso sí, sin el chip que contiene la información.

Este secuestro de información está probablemente relacionado con que algunas de las memorias contienen imágenes grabadas de los últimos minutos en los que el piloto intentaba entrar a la fuerza en la cabina y la alarma cundió entre los pasajeros al ver que iban directos al desastre.

Pocos días después del siniestro la revista francesa 'Paris Match' colgó en su página web un vídeo de "los últimos instantes antes del accidente". Las imágenes eran tan confusas y movidas que nadie puede garantizar su autenticidad. Salvo ‘Paris Match’, que aseguró con rotundidad que habían sido proporcionadas por una persona próxima a la investigación que había hallado el dispotivo que las contenía entre los escombros.

VÍDEO DE LOS ÚLTIMOS MINUTOS PUBLICADO

A los pocos días, la revista francesa retiró la grabación pero mantiene la descripción que hacía de su visionado, a saber: “La escena es tan caótica que no se distingue a nadie pero los gritos de los pasajeros desvelan que eran perfectamente conscientes de lo que iba a ocurrir. Se oye gritar 'Dios mío' en varios idiomas. También se oyen, al menos en tres ocasiones, golpes metálicos que permiten pensar que el piloto intentó abrir la puerta de la cabina con un objeto pesado. Hacia el final, tras una sacudida más fuerte, los gritos se intensificaron. Y luego, nada más".

Fuentes de los letrados de los familiares consideran que no es de recibo que los dispositivos se entreguen así, sin más explicación. Puede estar jutificado que se evite la difusión de las imágenes de los últimos minutos, alegan, pero no que se confisque información privada de las víctimas, y tienen la intención de solicitar al magistrado su entrega. También consideran que las ‘grabaciones del terror’, si es verdad que existen, deberían incluirse en el sumario aunque se vete su difusión porque son un elemento más para valorar el sufrimiento de los pasajeros a la hora de fijar las indemnizaciones.

También circulan por Youtube numerosas supuestas grabaciones del sonido de la cabina de mando, contenidas en una de las cajas negras que fueron recuperadas, pero fuentes de la investigación les otorgan nula crediblidad. "Son falsificaciones en las que se oye muy poco de lo que realmente quedó registrado y está transcrito en los informes oficiales", sostienen.

"FALTA DE SENSIBILIDAD DE LUFTHANSA"

La compañía matriz de Germanwings, Lufthansa, se comprometió con todas las familias a facilitarles cuantos viajes fueran necesarios al escenario de la tragedia. Hasta ahora no habían puesto ninguna pega, pero en el segundo aniversario han introducido un máximo de cinco allegados por víctima, lo que ha generado el enfado de algunas familias que lo consideran una "falta de sensibilidad". Hay familias directas de dos o tres personas pero otras de siete u ocho. Para todos ellos, los parajes de Le Vernet y la zona donde se estrelló el avión son el punto donde pueden reencontrase con los sus fallecidos.

0 Comentarios
cargando