Ir a contenido

SINIESTRALIDAD

Estos son los sistemas que evitarían 50.000 accidentes de tráfico al año

Un estudio de la DGT estima que las ayudas automatizadas al conductor rebajarían a la mitad el número de siniestros

Asociaciones de víctimas piden al Gobierno que se incentive su implantación en vehículos viejos y se instalen de serie en los nuevos

Manuel Vilaseró

Un conductor examina los sistemas de seguridad de su vehículo.

Un conductor examina los sistemas de seguridad de su vehículo. / DAVID CASTRO

Los compradores de vehículos suelen decantarse por la estética, el confort, la imagen de la marca y ahora por la moda de los gadgets eléctrónicos relacionados con la conectividad. Ignoran que los nuevos sistemas de asistencia avanzada, los denominados ADAS, son mucho más importantes porque pueden salvarles la vida. Estas ayudas al conductor podrían reducir a la mitad las cifras actuales de la siniestralidad vial en España, es decir, podrían ahorrar 850 muertes, 4.500 heridos, 50.000 accidentes y 4.300 millones de euros en asistencia sanitaria.

Así lo estima un informe inédito de la Dirección General de Tráfico (DGT), donde se destacan como sistemas más eficaces la detección de peatones y ciclistas, que pueden llegar a evitar 7.500 accidentes; los que avisan del riesgo de colisión frontal (se evitarían 10.000 siniestros); los que alertan del cambio involuntario de carril (una causa que provoca casi la mitad de las muertes por las salidas de vía y choques frontales) o los detectores de fatiga y de consumo de alcohol ('alcolocks').

Mar Cogollos sugiere que no iría en silla de ruedas si hubiera tenido los dispositivos

También los hay que mantienen la distancia de seguridad evitando los alcances, otros que limitan la velocidad leyendo las señales de la carretera o los detectores de vehículos en el ángulo muerto de los retrovisores. Los mensajes de advertencia que envía al conductor son desde un pitido a una señal luminosa y hasta un temblor en el volante, como en los aviones. En algunos casos impide directamente la maniobra peligrosa bloqueando la dirección.

No es fácil acostumbrase al manejo. Requiere un tiempo de aclimatación. Y tener en cuenta que el conductor sigue a los mandos y no puede despistarse. Esto no es un vehículo automático. Es solo un paso intermedio.    

INCENTIVOS FISCALES 

Basándose en el estudio de la DGT, la Fundación Mapfre, la empresa Track Surveying Solutions y las asociaciones de víctimas Aesleme y Stop Accidentes,  han entregado al director general de TráficoGregorio Serrano, este miércoles un documento con propuestas para que se incluyan en el nuevo plan estratégico de seguridad vial que quiere diseñar el Ministerio del Interior con todos los agentes implicados.

Las organizaciones piden a la DGT que todos los vehículos nuevos salgan equipados de serie con estos sistemas y que se incentive fiscalmente su instalación incluso en los que ya están circulando. Aunque la gran mayoría de los conductores no lo sepa, no hay ningún problema para instalar estos equipamientos en coches fabricados a partir del año 2000. Con el ritmo actual de renovación del parque, se tardarían muchos años en lograr un porcentaje de automóviles suficiente para una reducción rápida de los accidentes. 

Serrano ha recogido el guante. "Asumo y acojo" las propuestas, basadas en el sentido común, les ha dicho. El próximo día 28 expondrá él mismo en Malta, en la reunión de alto nivel de responsables de tráfico de la UE, la necesidad de que Europa legisle en este sentido. El equipamiento de mínimo seguridad de los vehículos es competencia de Bruselas.

ESPERANDO A HACIENDA 

El director general ha recordado que él es partidario no solo de aplicar incentivos o subvenciones sino de un nuevo plan PIVE que incluya también requisitos de seguridad, pero ha recordado que dependerá de la disponibilidad presupuestaria y que en esta materia los que deciden son los ministerios de Industria y Hacienda.

Algunas de las medidas ya se están experimentando, como las cámaras instaladas en 4 autobuses urbanos de Málaga para la detección de los ángulos muertos y de los usuarios de la vía más vulnerables (peatones, ciclistas, niños) que puedan estar próximos al vehículo y en riesgo. Cree el director de la DGT que antes del verano podrán presentarse los resultados de este plan piloto.

"Estos dispositivos salen por el precio de un Iphone. Nadie debería dudar a la hora de instalarlos", ha dicho Mar Cogollos, de Aesleme, que ha dejado una pregunta en el aire : "Si mi vehículo los hubiera llevado cuando se salió de la carretera, ¿iría ahora en silla de ruedas o estaría bailando sevillanas?".

Tráfico controlará las ITV de los vehículos con los lectores de matrículas

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ha adelantado este miércoles, que la DGT controlará a aquellos coches que no hayan renovado o tengan denegada la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), mediante los lectores de matrículas en las ciudades. En un primer aviso se informará al conductor de la infracción y si este es reincidente, se sancionará con 200 euros a los usuarios con la inspección caducada y con 500 euros con la ITV denegada.

En este sentido, Serrano ha indicado que la mediada se llevará a cabo a través de campañas periódicas y que puede entrar en vigor "inmediatamente" porque las cámaras lectoras ya están instaladas. Asimismo, ha añadido que Tráfico ya realiza este tipo de controles por medio de los radares, al tiempo que ha recordado que "un coche que no tiene seguro no puede pasar la ITV".

"Como, a pesar de lo que se piensa, la DGT no tiene afán recaudatorio, lo que vamos a hacer en un primer momento es informar, concienciar y comunicar a aquellos usuarios que no tengas la ITV pasada y, si a pesar de esto se sigue teniendo la responsabilidad de ir por las carreteras con ese tipo de vehículos, se procederá al segundo paso que es la sanción", ha explicado.

Además, ha indicado que también en los paneles de información de la carretera se pondrán mensajes de concienciación sobre la necesidad de que el vehículo circule con la ITV renovada.