14 ago 2020

Ir a contenido

Las denuncias por violencia machista se disparan al máximo de los últimos diez años

El año pasado se presentaron 142.893 demandas por maltrato, una cada cuatro minutos

Tambien aumentaron los porcentajes de sentencias condenatorias y de concesión de órdenes de protección

Manuel Vilaseró

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, preside un acto de repulsa contra la violencia machista, el pasado día 3.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, preside un acto de repulsa contra la violencia machista, el pasado día 3. / JAVIER LIZÓN / EFE

Las denuncias por violencia machista crecieron en el 2016 un 10,6% respecto del año anterior, alcanzando un total de 142.893. Un registro solo superado en el 2006, cuando se contabilizaron 158.883, según el último balance del Observatorio Contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). El Gobierno ha evaluado positivamente que “se denuncie más” sin dejar de constatar la enorme dimensión de un fenómeno que no da síntomas de remitir. Cada cuatro minutos se presentó una denuncia el año pasado.

El año 2006 fue el primero en que funcionaron los juzgados especializados en violencia machista y quizás por ello se dio el máximo histórico de denuncias. Al año siguiente bajaron a 126.293 y en el 2008 repuntaron hasta 142.125. Desde entonces, coincidiendo con el inicio de la crisis, estuvieron en descenso hasta el suelo de las 124.893 registradas en el 2013, la cifra más baja de la década.

Los recortes en la campañas de concienciación y en recursos de ayuda a la víctimas llevados a cabo por el Gobierno del PP estarían detrás de estas caídas, según la mayoría de colectivos feministas. Estos también aludían a la falta de ingresos y por tanto de independencia económica de muchas mujeres, azotadas por el paro y la precarización.

BUEN SÍNTOMA PARA EL GOBIERNO

"El que haya más denuncias, dentro de que nos preocupa, nos parece que es un síntoma correcto. La sensibilización a denunciar, no solo por la persona atacada sino para ejemplo de los que conozcan el caso, me parece que es la manera de acabar con esta lacra", ha argumentado el ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo.

Además de las denuncias, en el 2016 se incrementó también el porcentaje de sentencias condenatorias, que pasó del 62,6% en el 2015, al 66,2%. También experimentaron importantes incrementos la adopción de medidas de protección de las víctimas, tanto de mujeres como de su hijos e hijas (con un aumento de 22 puntos en las órdenes de alejamiento y en prohibiciones de comunicación).

Catalunya sigue a la cola en cuanto al porcentaje de órdenes de protección que conceden los jueces sobre el total de las solicitadas, solo el 41%, frente al 60% de la media española.

BAJAN LAS DENUNCIANTES EXTRANJERAS

Hay un dato que sí alcanza un mínimo histórico y es el porcentaje de mujeres denunciantes extranjeras. Fueron el 29,9% en el 2016, muy lejos del máximo del 2009, que llegó al 45%. Casi la mitad de las demandas eran presentadas entonces por extranjeras. El regreso de muchos inmigrantes a sus países de origen y la obtención de la doble nacionalidad de muchos latinoamericanos pueden explicar, al menos parcialmente, esta disminución.

La presidenta del observatorio, Ángeles Carmona, tras considerasr positivo el aumento de mujeres que se atreven a denunciar, ha lamentado que “persistan todavía actitudes de violencia machista en nuestra sociedad, que no se acabe de dar un paso firme por familiares, amigos y conocidos para denunciar y acompañar a la víctima en el proceso".