Cae en Barcelona un francés en búsqueda y captura por secuestrar a su hijo de 2 años

El hombre había falsificado la matrícula de su coche e intentó huir de la Gardia Urbana

La madre del pequeño denunció la desaparición del niño el 18 de noviembre en Nantes

Cartel divulgado para encontrar al menor desaparecido en Nantes.

Cartel divulgado para encontrar al menor desaparecido en Nantes.

2
Se lee en minutos
GUILLEM SÀNCHEZ / BARCELONA

Loïc Piaudel, un ciudadano francés de 35 años, ha reaparecido en Barcelona tras esfumarse en Nantes (Francia) el 18 de noviembre del 2016. La policía de su país andaba tras él desde que ese día, cuando cogió a su hijo Mateo, de 2 años, y se dio a la fuga. La madre del pequeño denunció el secuestro el día 19 y las autoridades solicitaron una orden de captura internacional porque sospechaban que había salido de Francia. 

El pasado lunes, a las 19.30 horas, a dos motoristas de la Guardia Urbana de Barcelona les llamó la atención un Ford Focus de color azul que estaba mal estacionado, sobre la acera de la calle Doctor Pi i Molist, del barrio del Turó de la Peira (Nou Barris). Al acercarse al vehículo encontraron algo todavía más inquietante: dentro había un menor de edad, de unos 2 años, sentado en la sillita. "No es algo frecuente, aunque desgraciadamente a veces pasa en Barcelona", ha explicado el jefe de la Guardia Urbana, el intendente Evelio Vázquez.

A los pocos minutos, el padre se presentó junto al coche. "Estaba nervioso", detalla Vázquez. Explicó a los agentes que no podía identificarse en ese instante porque tenía toda la documentación en casa de su pareja, cerca de donde se encontraban. Los policías accedieron a seguirle hasta este domicilio. En cuanto los agentes se dirigieron a las motocicletas, Piaudel aceleró y, saltándose diversos semáforos, trató de despistar a los policías. No lo logró y fue interceptado de nuevo entrando en dirección contraria por la Meridiana. 

MATRÍCULAS FALSAS

Los policías comprobaron que aquel Ford circulaba con matrículas que habían sido sustraídas en el País Vasco. Descubrieron, además, que el conductor era Piaudel, un hombre sobre el que pesaba una orden de búsqueda y captura de Francia por secuestrar a su hijo. El pequeño Mateo era el que viajaba en el asiento trasero. Sano, salvo y ajeno al embrollo.  

Noticias relacionadas

Durante el registro del vehículo, la policía municipal se incautó de un arma de fuego, machetes, cuatro matrículas falsas y pasaportes, al parecer también fraudulentos. Vázquez ha aclarado que todavía no saben qué hacía con tantas armas y que siguen investigando si, efectivamente, tiene una compañera en Barcelona con la que llevaba tiempo residiendo. 

Piaudel, de momento, ha sido trasladado a dependencias de los Mossos d'Esquadra, mientras se tramita la orden de extradición que le devolverá a Francia. En su país deberá responder por la denuncia de secuestro interpuesta por su exmujer. El pequeño Mateo está bajo custodia de la Direcció General d'Atenció a la Infància i l'Adolescència (DGAIA). Se trata de una tutela temporal, hasta que reúna de nuevo con su madre.