Ir a contenido

ALERTA VETERINARIA

La Generalitat sacrifica 17.000 patos de una granja del Gironès al declararse un foco de gripe aviar

La 'consellera' Serret insiste en que el virus detectado, del tipo H5N8, es inofensivo para los humanos

Los animales de seis explotaciones avícolas próximas han quedado inmovilizados por precaución

Antonio Madridejos

Sacrificio de patos en Francia. / REUTERS / REGIS DUVIGNAU

Sacrificio de patos en Francia.
La consellera Serret insiste en que el virus detectado, del tipo H5N8, es inofensivo para los humanos.

/

Un total de 17.600 patos de una explotación avícola del municipio de Sant Gregori, en la comarca del Gironès, han empezado a ser sacrificados como medida de control tras detectarse un foco de gripe aviar, el primero en una granja comercial en Catalunya y en España desde que el pasado octubre se declarara el actual episodio en Europa.

El virus de la influenza A detectado, del subtipo H5N8, es inofensivo para los humanos -no se conoce en el mundo ningún caso de transmisión-, pero en cambio es altamente contagioso entre las aves de granja, motivo por el cual "es necesario extremar las precauciones", ha explicado la 'consellera' de Agricultura, Meritxell Serret, al anunciar la aparición del brote.

El foco de Sant Gregori se detectó el pasado sábado a raíz de la muerte de varias decenas de patos. Siguiendo el protocolo establecido, los animales de la granja fueron inmovilizados y se llevaron muestras de las aves fallecidas al Centre de Sanitat Avícola de Catalunya y posteriormente al Laboratorio Central de Veterinaria de Algete (Madrid), dependiente del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, donde el miércoles se certificó oficialmente la presencia del virus H5N8.

PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN

Como explica Teresa Masjuan, directora general de Agricultura de la Generalitat, en la granja se detectaron "entre 20 y 40 patos muertos", pero habría bastado que fuera uno solo para que, de acuerdo con la normativa europea de control, se activara el protocolo del sacrificio. Para evitar males mayores, así se ha obrado en Francia, Hungría, Alemania y los restantes países afectados en Europa.

La detección ha obligado a crear un perímetro de protección de tres kilómetros alrededor de la explotación. Los animales de las otras seis granjas avícolas situadas en su interior -dos en el mismo municipio de Sant Gregori y otras cuatro en Bescanó- han sido inmovilizados -no se permite la comercialización o cualquier otro movimiento-, pero no deberán ser sacrificados. Las inspecciones preliminares veterinarias no han detectado animales muertos o enfermos en extrañas circunstancias, ha informado Serret. También se ha prohibido la caza y los mercados de aves al aire libre en un perímetro de 10 kilómetros. Las medidas estarán vigentes durante un mínimo de 21 días.

La principal hipótesis del contagio es el contacto con aves salvajes. Quizá con la cigüeña que apareció muerta en los Aiguamolls el pasado fin de semana

La granja afectada está dedicada al engorde de patos para la fabricación de fuagrás. Los animales están cercados, pero tienen libertad para salir al aire libre y potencialmente pueden tener la compañía de aves salvajes. Ello lleva a plantear como principal hipótesis del contagio -"pero sin descartar otras posibilidades", subraya Serret- que los patos se contagiaron por contacto con la cigüeña que la semana pasada fue encontrada muerta, aquejada por el mismo virus, en el parque natural de los Aiguamolls de l'Empordà. O bien por alguna otra ave migratoria también infectada. Para determinar el origen preciso se encargará un estudio al Centre de Recerca en Sanitat Animal (CReSA-IRTA).

MEDIDAS DESDE DICIEMBRE

Desde el pasado diciembre, a raíz de la detección de diversos casos en zonas cercanas del sur de Francia, se establecieron diversas medidas de control en las áreas de mayor riesgo de Catalunya debido a la abundancia de aves migratorias (alrededores de los Aiguamolls de l'Empordà, delta del Llobregat y delta del Ebro). Por ejemplo, para dificultar el contacto de las aves domésticas con las aves silvestres, en las granjas al aire libre se prohibió la alimentación sin red de protección. También se prohibió dar de beber a las aves de corral agua de depósitos donde pudieran haber bebido aves silvestres. Además, tras la detección de la cigüeña afectada, el lunes pasado, se establecieron medidas suplemenatrias en las zonas cercanas al foco de los Aiguamolls.

Al igual que la 'consellera', el secretario de Salut Pública de la Generalitat, Joan Guix, ha subrayado que el brote del Gironès "es exclusivamente un problema del ámbito ganadero que no afecta a los humanos". Según insisten la OMS y las autoridades sanitarias de EEUU y Europa, no se ha documentado jamás un caso de transmisión a humanos de la influenza A H5N8, la variante que circula estos meses entre las aves silvestres europeas.

Serret se ha reunido esta mañana con representantes del sector. En declaraciones a la agencia Efe, el presidente de la Federación Avícola Catalana (FAC), Joan Anton Rafecas, ha asegurado que estas incidencias "no se pueden prever porque es muy difícil controlar el virus en aves silvestres", pero ha considerado que las explotaciones están preparadas para hacer frente a la situación.

0 Comentarios
cargando