Ir a contenido

Mujeres en huelga de hambre contra la lacra de la violencia machista

Cinco integrantes de una asociación llevan sin comer desde el 9 de febrero

Mantendrán su protesta hasta que el Congreso atienda sus reivindicaciones

EL PERIÓDICO / MADRID

Rajoy, Santamaría y Catalá, en un minuto de silencio en el Senado por las víctimas de violencia machista.

Rajoy, Santamaría y Catalá, en un minuto de silencio en el Senado por las víctimas de violencia machista. / EFE / CHEMA MOYA

Cinco mujeres de la Asociación Ve-La Luz que empezaron el pasado día 9 de febrero una huelga de hambre en la Puerta del Sol de Madrid para pedir un pacto de Estado que proteja a las víctimas de violencia machista, han asegurado que continuarán con la protesta hasta que se dé respuesta a su petición para acabar con esta lacra.

La protesta la iniciaron ocho mujeres pero tres han tenido que abandonarla por motivos laborales. Las que continúan han relatado que "cuando tú denuncias, no sueles tener trabajo, no puedes comer y menos dar de comer a tus hijos, entonces esta era una manera de sensibilizar sobre la forma en que queda una mujer cuando denuncia, o acabas asesinada, o sin techo o sin comer".

La asociación asegura que lo que plantea "son medidas reales y no formales para luchar contra la violencia de género y la necesidad de políticos valientes y no conbardes como los de ahora".

La presidenta de la asociación, Gloria Vázquez, afirmó sobre la actitud de los partidos políticos ante sus propuestas y también sobre la huelga de hambre, que "algún diputado se ha acercado a nivel individual, pero ninguno se ha comprometido con lo que pedimos".

Por el contrario, destacó que la respuesta ciudadana ha sido "impresionante" y en una semana ya habían conseguido más de 120.000 firmas, que están recogiendo para que apoyen ante el Congreso de los Diputados sus demandas. Además, cuentan con el apoyo de otras organizaciones de mujeres y de sindicatos, de hecho, CCOO y UGT, tras visitar la "cueva" en la que viven estas tres mujeres, han enviado una carta a la alcaldesa del Ayuntamiento de Madrid, Manuela Carmena, para pedir "una carpa de dos por tres metros, un generador de corriente para poder disponer de un mínimo de energía para tener luz y el apoyo de la corporación local a sus reivindicaciones".

0 Comentarios
cargando