Ir a contenido

El Tribunal Superior de Nueva Zelanda ratifica la extradición de Dotcom a EEUU

El fundador del portal Megaupload es requerido por la Justicia estadounidense por un presunto delito de piratería informática

El empresario de tecnología Kim Dotcom.

El empresario de tecnología Kim Dotcom. / REUTERS / CHRIS CAMERON (REUTERS)

El Tribunal Superior de Nueva Zelanda ha validado este lunes la extradición de Kim Dotcom a Estados Unidos, donde es requerido por un presunto delito de piratería informática, pese a admitir parte de un recurso del empresario alemán.

El juez Murray Gilbert ha ratificado el fallo emitido en diciembre del 2015 por una instancia inferior a favor de extraditar al fundador del portal Megaupload y sus exsocios Finn Batato, Mathias Ortmann y Bram van der Kolk.

Gilbert mantuvo la anterior decisión que consideró entonces que existían indicios razonables para que los acusados deban responder en EEUU de 13 delitos vinculados con piratería informática, crimen organizado y lavado de dinero.

Los cuatro están acusados de pagar a usuarios para que guardaran archivos en Megaupload y luego cobrar a otros para poder utilizarlos sin respetar los derechos de autor, en lo que la acusación calificó como "simple estrategia de fraude". En el nuevo fallo, el juez mantiene que los acusados son elegibles para ser extraditados a EEUU por una acusación de fraude, pero no por los cargos de violación de derechos de autor.

POSIBLE REVOCACIÓN

Gilbert ha aceptado el recurso presentado por la defensa que argumentó que Nueva Zelanda no tenía tipificado como delito la comunicación al público a través de la red de obras protegidas por 'copyright', por lo que no se podía activar el tratado de extradición por este cargo. El abogado de Dotcom, Ron Mansfeld, ha destacado que el fallo demuestra que su cliente no cometió ningún delito bajo las leyes neozelandesas de derechos de autor y se ha mostrado confiado en poder revocar la extradición en la Corte de Apelación.

Dotcom ha celebrado la decisión del juez y ha asegurado que su caso seguirá al menos dos años más en los tribunales neozelandeses. "Fallo: ya no voy a ser extraditado por copyright. Ganamos en esto. Me van a extraditar por una ley que ni siquiera existe", ha asegurado el empresario informático a través de su cuenta de Twitter.



 

0 Comentarios
cargando