Ir a contenido

Crimen familiar en Pontevedra

La policía halla a una mujer ahorcada y a su madre y su marido muertos en un domicilio de A Estrada

Una de las hipótesis que se barajan es que se trate de un doble asesinato y el hombre se hubiese suicidado. / ALTAS VÍDEO

Los cuerpos sin vida de dos mujeres y un hombre de la misma familia fueron hallados este domingo por la tarde en una vivienda de la parroquia de Callobre, en el municipio de A Estrada, en Pontevedra.

En la vivienda, los agentes hallaron a una mujer ahorcada, identificada con las iniciales J.I.O., de 56 años; su madre, A.O.T., muerta de un disparo, y el marido de la primera, M.L.C., de 56 años, también abatido supuestamente por la misma escopeta, hallada junto a él.

Según fuentes de la investigación, los cadáveres de la mujer y de su madre fueron hallados en la misma habitación, mientras que el cuerpo del hombre fue encontrado en otra habitación de la vivienda.

Se están investigando todas las causas del suceso y no se descarta ninguna hipótesis, aunque fuentes de la investigación señalan que hay ciertos indicios de que el hombre se pudo suicidar.

Según La Voz de Galicia, el hombre trabajaba en Suiza pero pasaba temporadas con su familia. Este fin de semana el hijo de la pareja, con quien residían, estaba de viaje en Portugal y fue quien alertó de que algo podía haber pasado cuando llamó por teléfono y no le respondieron.

PENDIENTES DE LAS AUTOPSIAS

Los investigadores han apuntado que "no hay indicios" de que haya "otra persona involucrada" en las tres muertes. Este lunes estaba prevista una inspección ocular por parte de la Policía Judicial de la Guardia Civil en el domicilio de los fallecidos.

Además,está prevista la práctica de las autopsias de los cuerpos de los fallecidos con el fin de "ver si arrojan alguna luz sobre el tema", según han indicado las mismas fuentes.

Fue un vecino de la parroquia donde está ubicado el domicilio de las tres personas fallecidas quien alertó a los servicios de emergencia del suceso tras acudir a la vivienda.

Es el segundo episodio de violencia que se produce en apenas tres días en la provincia de Pontevedra.

El pasado viernes, un varón agredió presuntamente a su mujer hasta creerla muerta y luego se ahorcó en el municipio de Salceda de Caselas. La mujer permanece ingresada en la UCI del hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo.