Ir a contenido

VETADO EN TODO EL RECINTO

Un instituto de Lleida prohíbe el móvil a alumnos de primeros cursos de ESO

El IES Torre Vicens tomó la medida para favorecer la atención en clase y tras incidencias con el uso de Whatsapp

Jóvenes utilizando teléfonos móviles.

Jóvenes utilizando teléfonos móviles. / FERRAN NADEU

Los alumnos de primero y segundo de ESO del instituto Torre Vicens de Lleida no pueden llevar sus teléfonos móviles al centro desde el 9 de enero por decisión del equipo directivo, que quiere evitar así conflictos tras detectar insultos por Whatsapp, aunque fueron leves y no abrieron expedientes disciplinarios. También se pretende favorecer la atención en clase y mejorar la comunicación entre los alumnos en el patio.

La medida fue anunciada a los jóvenes y a la Asociación de Padres y Madres (Ampa) del centro antes de Navidad, según han desvelado este martes UA1 Radio, 'Segre' y 'La Mañana'.

La jefa de estudios del centro, Chus Castro, ha explicado que este veto, que ya se aplica en otros institutos de la ciudad, está siendo bien aceptado por los alumnos y las familias.

A diferencia de lo que ocurre en la mayoría de los centros, en los que se permite llevar el móvil al instituto y usarlo en pasillos, cafetería o patio, el instituto leridano ha optado por la prohibición en todo el recinto por lo que, si un estudiante lo usa, serán los padres quienes tendrán que ir a recuperar el aparato.

FALTA DE CONCENTRACIÓN

Los profesores habían detectado que llevar el móvil no favorecía la concentración de los alumnos, que algunos se despistaban y llegaban tarde a clase y que en el patio la mayoría de los jóvenes se entretenían con su móvil y no jugaban ni hablaban en grupo.

Desde la semana pasada, dos alumnos que han sido sorprendidos con el teléfono se han quedado sin el aparato y sus padres, al ir a recuperar el móvil, han mostrado al centro su acuerdo con la medida.

Los alumnos mayores del instituto Torre Vicens, a partir de tercero de la ESO, sí pueden tener móvil, lo pueden usar de manera pedagógica o en el patio o la cafetería.

RECOMENDACIÓN

En sus instrucciones de inicio de curso, la Conselleria d'Ensenyament recomendaba que el uso de dispositivos móviles requiere el establecimiento de unas pautas claras y factibles, que los mismos alumnos compartan y puedan ayudar a aplicar y actualizar, y en la que los centros tengan una visión adaptable y proactiva.

Para garantizar el respeto a la convivencia, las normas de organización y funcionamiento del centro, salvaguardando su autonomía, las escuelas tendrían que incorporar regulaciones sobre el uso de los móviles "claras y proporcionadas".

La 'conselleria' recomendaba tener en cuenta el potencial de estos dispositivos para la adquisición de la competencia digital; regular el uso en función de los espacios y momentos para toda la comunidad educativa, y corresponsabilizar alumnos y familias en el uso adecuado de los 'smartphones'.