02 abr 2020

Ir a contenido

REFORMA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Las polémicas carreras de tres años se lanzan al asalto de la universidad catalana

La Generalitat autoriza la creación de 12 nuevos grados de 180 créditos, que se suman a los cuatro ya existentes

Universitats dice que ha incluido en los presupuestos la equiparación del precio del primer año de máster al del grado

MARÍA JESÚS IBÁÑEZ / BARCELONA

Sala de estudio en la escuela superior de Ingeniería Industrial de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC).

Sala de estudio en la escuela superior de Ingeniería Industrial de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC). / CARLOS MONTAÑÉS

El desembarco ya es oficial. Los polémicos grados universitarios de tres años, una de las últimas medidas aprobadas por José Ignacio Wert antes de dejar el Ministerio de Educación a mediados del 2015, podrían pasar de las cuatro titulaciones actuales a 16 el próximo curso 2017-2018, después de que el Consell Interuniversitari de Catalunya (CIC) aprobara hace un par de meses la creación de 12 nuevas carreras de 180 créditos. El organismo, del que forman parte la Generalitat y todas las universidades catalanas, debatirá en la reunión que tiene prevista el próximo febrero otras cuatro propuestas de tres años. Eso significaría llegar a la veintena de carreras.

De momento, estos grados (que convivirán con los de 240 créditos o cuatro años nacidos con el plan Bolonia) están todavía en fase de trámite, pendientes de la aprobación definitiva de la Agència de Qualitat Universitària (AQU), que tiene que validar si cumplen los requisitos de programación de las asignaturas, si cuentan con los espacios y los profesores necesarios y, en el caso de las universidades privadas, si disponen de financiación suficiente, advierte la Generalitat.

Uno de los nuevos grados de tres años inicialmente aprobados, el de Empresa Internacional que impartirá la Universitat de Barcelona (UB), forma parte de lo que Universitats denomina “un doble itinerario”, es decir, los estudiantes que escojan esta carrera podrán elegir entre el grado convencional de 240 créditos y el de 180 créditos en inglés. Entre la nueva oferta, aparecen también carreras transformadas, titulaciones que hasta este curso son de cuatro años y que a partir del año próximo serán de solo tres.

El grado de Empresa Internacional de la UB tendrá dos versiones: la de cuatro años en español y la de tres años en inglés

En este caso se encuentran, por ejemplo, el grado de Conservación y Restauración de Bienes Culturales y el de Cinematografía, que sustituirá al actual grado de Cine y Medios Audiovisuales. “De hecho, el centro adscrito que imparte actualmente estos estudios, el ESCAC de Terrassa, ya muestra en su página web la duración del nuevo grado”, destaca la consultora educativa Unportal.

LA MORATORIA DE LA CRUE

Con todo, la mayoría de las titulaciones que han recibido la autorización inicial, asegura la secretaría de Universitats, son de nueva creación, de acuerdo con lo pactado en la Conferencia de Rectores Universitarios de España (CRUE), que fijó una moratoria hasta el 2017-2018 para la implantación del conocido como decreto del 3+2 del ministro Wert.

La comisión creada en el seno del Consell Interuniversitari para decidir cómo se modifican las más de 500 carreras universitarias que se imparten en Catalunya lleva meses en estado de bloqueo. Al parecer, apuntan algunas fuentes, los rectores no se ponen de acuerdo sobre qué titulaciones pueden reducirse y cuáles han de mantenerse en los cuatro años actuales. Hay quienes apuestan por un modelo mixto, similar al británico, y quienes abogan por no tocar el sistema actual, el surgido con la reforma del plan Bolonia, que apenas tiene siete años de vigencia.

PARTIDA SIMBÓLICA EN LOS PRESUPUESTOS

El coste de los nuevos estudios es uno de los caballos de batalla en el despliegue del decreto. Estudiantes y rectores han exigido a la Generalitat que se comprometa a equiparar las tasas de matrícula de grados y másteres, pero de momento lo único que ha hecho la Conselleria d’Empresa i Coneixement ha sido incluir una partida en el proyecto de presupuestos para el 2017 para que “los estudiantes que han cursado grados de 180 créditos puedan realizar el primer año de máster al mismo precio”, señala Universitats. 

La medida, no obstante, tiene más de simbólico que de efectivo: hasta el curso 2019-2020 no habrá estudiantes en Catalunya que puedan empezar un máster tras haber estudiado una carrera de tres años, ya que las cuatro que existen ahora se han estrenado este curso. Para la equiparación total de los másteres a los grados (actualmente el precio de los primeros duplica en muchos casos al de los segundos) habrá que esperar a tener una mejor situación financiera.

LOS NUEVOS TÍTULOS

Seis de las titulaciones de tres años aprobadas por el CIC serán impartidas en campus públicos, según informa Universitats. No obstante, la Politècnica, que ha recibido autorización para poner en marcha una de ellas, ha comunicado este jueves a la plataforma Unportal que esta no formará parte de su oferta para el próximo curso, ya que se está trabajando todavía en ella. 

De momento, pues, se suben al barco del 3+2 la Universitat de Barcelona (UB), la Pompeu Fabra (UPF) y la Oberta de Catalunya (UOC), en el sector público. A ellas se suman las privadas Universitat Ramon Llull (con cuatro grados inicialmente autorizados) y la universidades de Vic y Abat Oliba, con un grado cada una.