25 oct 2020

Ir a contenido

La epidemia de gripe sitúa las urgencias de los hospitales al borde del colapso

La Conselleria de Salut reconoce que estos servicios están "en el punto de saturación"

El Sindicat de Metges de Catalunya denuncia que los pacientes esperan hasta 12 horas antes de ser atendidos

Sala de espera de los familiares en las urgencias de un hospital catalán.. / ALBERT BERTRAN

Sala de espera de los familiares en las urgencias de un hospital catalán..
Las urgencias de los hospitales, saturadas por la gripe.

/

La epidemia de gripe en Catalunya, que comenzó oficialmente la semana pasada y se ha adelantado 15 días respecto al invierno pasado, está provocando que las urgencias de los hospitales catalanes estén "en el punto de saturación" y "en algún caso incluso saturadas", pero "no colapsadas", según fuentes de la Conselleria de Salut. En palabras de Cristina Nadal, directora del Área de Atención Sanitaria del Servei Català de la Salut, las urgencias están "absolutamente llenas". En algunos centros, como el Hospital de Sant Pau, el número de pacientes ha aumentado hasta un 50% respecto de la media. En el Vall d'Hebron sitúan el incremento en el 37%.

Nadal ha reconocido que esta situación se prolongará y podría empeorar durante las próximas semanas y ha alegado que para afrontarla se ha destinado un millón de euros más que el año pasado. No obstante, considera que no se trata de un "fenómeno anormal". 

LARGAS ESPERAS

Las declaraciones de esta responsable de Salut se han producido después de que el Sindicat de Metges de Catalunya alertara, después de analizar siete grandes hospitales catalanes (el del Mar y el Vall d'Hebron de Barcelona, el de Mataró, el Trueta de Girona, el Joan XXIII de Tarragona, el Consorci Sanitari de Terrassa y Parc Taulí de Sabadell), de que la "situación es de práctico colapso agravado por la gripe". A su entender, "las urgencias están al límite, pero es una situación estructural". Según el sindicato, las esperas en algunos centros son de hasta 12 horas.

Médicos adjuntos de urgencias del Vall d'Hebron han denunciado que este miércoles ha llegado a haber hasta 110 pacientes pendientes de ingreso y que desde Nochevieja hay enfermos en camillas en los pasillos. En el Parc Taulí de Sabadell, el comité de empresa ha calificado la situación de "insostenible". 

Nadal ha aconsejado a los enfermos que antes de acudir a urgencias llamen al 061 para que les orienten, según la edad y factores de riesgo, sobre la decisión que deben tomar.

Fuentes oficiales han asegurado que aunque todos los servicios de urgencias de los grandes hospitales "están llenos", ninguno de ellos está desbordado y prestan asistencia a todos los pacientes que llegan.

Un portavoz del Hospital de Bellvitge ha admitido que las Urgencias están “bastante llenas”. Si la media es de 290 pacientes, estos días han llegado a 360. Esta situación les ha llevado a abrir 12 camas más dentro del plan de urgencias de Catalunya. En el Clínic, también hablan de “más afluencia que la habitual” pero no de saturación. El Hospital Can Ruti de Badalona ha pasado de atender 310 casos diarios a 370, un 20% más. En Sant Joan de Deu, aseguran que están atendiendo a unos 300 enfermos al día, una media “habitual para estas fechas”. El Hospital del Mar ha declarado que no han atendido a más pacientes

ASISTENCIA DOMICILIARIA

En los servicios de atención primaria de Barcelona, aseguran que no hay más afluencia que en otras epidemias de gripe y que incluso en Manso, uno de los centros de urgencia de atención primaria (CUAPS) que más población atiende, el volumen de visitas no es mayor del habitual, ni en asistencia domiciliaria. 

El PSC ha reclamado que se ponga solución a lo que consideran "servicios saturados tanto de los hospitales como de la atención primaria" y que se abran más camas para ingresar a pacientes y más CUAPS. El Sindicato de Enfermería SATSE lamenta que la reacción ante la epidemia de la gripe es "una situación crónica ante la que nadie hace nada", según el responsable de Acción Sindical, David Carbajales.