21 sep 2020

Ir a contenido

El Sindic reclama que se investigue la actuación de una escuela en un caso de acoso homófobo

La respuesta se produce tras las denuncias del Observatori Contra l'Homofòbia y la familia del menor

La institución pide que se cree un circuito para detectar y comunicar todos los episodios

TERESA PÉREZ / BARCELONA

El Síndic de Greuges ha reclamado a la inspección de Ensenyament que "revise la actuación" que tuvo un centro escolar de Catalunya en el acoso homófobo que sufrió un alumno desde los 4 hasta los 9 años. La Sindicatura respondió así, el pasado 28 de diciembre, a la denuncia presentada por el Observatori Contra l’Homofòbia (OCH) y por la familia del menor agredido. La institución también solicita que se tomen medidas para que se actúe rápidamente en estos casos y evitar que se repitan.

El 'bullying' escolar que sufren niños y jóvenes por su orientación sexual sigue aumentando en Catalunya. Actualmente ya ocupa el tercer lugar en las denuncias ante la OCH, organización que preside Eugeni Rodríguez. Por ello, la entidad entregará a los centros educativos la 'Guía para trabajar la diversidad afectiva y sexual de género'.

PRINCESA

El calvario escolar de Joan, nombre ficticio, comenzó cuando la maestra pidió a los alumnos que se pintaran la cara y él quiso ser princesa. Durante un lustro al pequeño le insultaron, le tiraron piedras e incluso le dedicaron una pintada ofensiva en el colegio por sospechar que tenía una orientación sexual diferente a ellos. El sufrimiento del chaval, que ahora tiene 9 años, tan solo ha finalizado cuando los padres lo han cambiado de colegio porque "él lo había pedido insistentemente porque le afectó mucho la situación", afirma la madre.

Este terrible episodio escolar y el sufrimiento del menor fueron denunciados por la familia a este diario, medio que también reprodujo una carta del pequeño en la que explicaba cómo se sentía ante los desprecios de sus compañeros, cuando el solamente "quería ser amigo" de los acosadores. La resolución del Síndic ha representado una gran alegría para la familia, que no está "nada contenta con la actuación de la escuela" y considera que "habría que hacer una revisión profunda de la misma".

RESPETO

La madre ha declarado que la única manera de evitar que se repitan estos hechos es que "todas las personas que están en contacto con niños estén atentos a las actuaciones de los menores y que se dé importancia a valores como el respeto y la convivencia".  

Eugeni Rodríguez considera importante la petición del Síndic respecto a "potenciar la coeducación, a que se revise el plan de convivencia de los centros y a que se aplique la tolerancia cero" con la homofobia. El presidente del OCH destaca la importancia que da la resolución a que haya "un circuito sistematizado", actualmente inexistente, que "permita detectar y comunicar los diferentes casos y que las escuelas lo utilicen". Rodríguez valora que la resolución reclame que "se implemente el artículo 12 de la ley contra la homofobia sobre las políticas preventivas y la necesaria coordinación entre todos los departamentos de la Generalitat implicados".

Tanto la familia como el presidente del OCH rechazan que se traslade por sistema a la víctima a otro centro educativo. "Se han de tomar medidas para resolver la situación y crear un ambiente positivo", reclama la madre de Joan. "No se ha de etiquetar a ninguno, ni a víctima ni a agresor, se ha de aprender de los errores cometidos, identificando el problema y tomando medidas. No hace falta nada más", concluye.