EL PROBLEMA DE LA INMIGRACIÓN

Más de 1.100 inmigrantes intentan el asalto al perímetro fronterizo de Ceuta

Han tratado de forzar las puertas del vallado y han agredido a agentes de la Guardia Civil

Un imigrante intenta pasar el perímetro fronteriozo de Ceutra entre España y Marruecos.

Un imigrante intenta pasar el perímetro fronteriozo de Ceutra entre España y Marruecos. / STRINGER

1
Se lee en minutos

Unos 1.100 inmigrantes subsaharianos han protagonizado durante la madrugada de este domingo un nuevo intento de asalto al perímetro fronterizo de Ceuta. Solo dos han conseguido su objetivo.

Como en anteriores ocasiones, y por la zona de Sidi Ibrahim, ubicada en la parte central del perímetro que delimita la frontera terrestre entre España y Marruecos, los asaltantes han intentado acceder "de forma extremadamente violenta y organizada, tratando de forzar algunas de las puertas del vallado exterior", utilizando para ello barras de hierro, cizallas y piedras de gran tamaño, con las que "han agredido, tanto a las fuerzas marroquíes como a los agentes de la Guardia Civil", ha informado este cuerpo de seguridad.

De esta manera, han resultado heridos cinco agentes del GRS y 50 miembros de las Fuerzas Auxiliares marroquís, y aunque las heridas de los agentes de la Guardia Civil no revisten gravedad, en el caso de algunas de las que afectan a las fuerzas marroquís presentan mayor importancia, habiendo incluso uno de ellos perdido un ojo como consecuencia del impacto de una piedra, según informa la Delegación del Gobierno.

COLABORACIÓN MARROQUÍ

La colaboración de las FAR marroquís ha tenido como resultado evitar que unos 500 inmigrantes llegaran hasta la valla. El resto, unos 600, han logrado alcanzarla, pero han sido contenidos. El dispositivo policial ha contado con la colaboración en el dispositivo de dos unidades del Cuerpo Nacional de Policía, así como con el apoyo de un helicóptero de la Guardia Civil.

Noticias relacionadas

La Policía Local ha ofrecido su apoyo, pero "se ha estimado prudente no retirar el operativo previsto con motivo de las fiestas de fin de año", explica la Delegación.

Tras la contención del asalto, han quedado encaramados a la valla exterior 106 subsaharianos, de los que finalmente solo dos han sido trasladados al hospital por heridas graves.