Ir a contenido

La Generalitat desoye al Parlament y rechaza rebajar las tasas universitarias

El secretario de Universitats alega que la reducción no puede ser igual para todas las rentas

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Aula de la facultad de Educación en el campus Catalunya de la Universitat Rovira i Virgili (URV), en Tarragona.

Aula de la facultad de Educación en el campus Catalunya de la Universitat Rovira i Virgili (URV), en Tarragona. / JOAN REVILLAS

La secretaría de Universitats de la Generalitat no cumplirá el mandato del Parlament que el pasado abril le instó a rebajar las tasas universitarias un 30%, "porque la medida tiene un coste de 47 millones de euros", ha asegurado este jueves el secretario Arcadi Navarro, en una comparecencia en la comisión de Empresa i Coneixement de la Cámara catalana.

Navarro ha achacado su decisión a la actual "situación de poscrisis”, que desaconseja aplicar una reducción de la que también se van a beneficiar “familias con rentas de 200.000 o 300.000 euros al año", ha dicho. La rebaja, si se hace, nunca debería ser lineal, ha alegado.

"Es verdad que en Catalunya las rentas altas pagan más por la universidad", ha admitido el secretario de Universitats, pero en todo caso, ha subrayado, actualmente todas las familias por debajo de la renta media pueden acogerse a los descuentos que la Generalitat aplica a través del sistema de becas de equidad.

CLAMOR UNIVERSITARIO

La petición de que Catalunya reduzca los precios de las matrículas universitarias, que son los más caros de España desde la subida de tasas del curso 2012-2013, cuenta también con el apoyo de los estudiantes que han protagonizado ya diversas protestas para exigir no solo la rebaja del 30% que solicita el Parlament, sino que reclaman que se tienda, en los próximos años, a la gratuidad. Los rectores de las universidades públicas, por su parte, presentaron hace unas semanas un manifiesto de consenso en el que pedían que este año, al menos, se iniciase una rebaja progresiva de tasas hasta llegar al 30%.

Durante el debate mantenido en la comisión parlamentaria de este jueves, la diputada del PSC Alícia Romero ha criticado que "la progresividad no está bien trabajada" en las becas que otorga la Generalitat, puesto que "la familia que gana 54.000 euros anuales netos y tiene una ayuda, lo mismo se puede pagar la matrícula". Joan Giner, de CSQP, ha recordado que el 60 % de las familias catalanas no disfruta de ningún tipo de ayuda, a la vez que ha preguntado cómo "en los presupuestos más sociales de la historia no hay una subida significativa para universidades".