Català promete una reforma penal para evitar que los atropellos a ciclistas queden impunes

El ministro de Justicia anuncia su compromiso tras entrevistarse con Anna González, la viuda de Óscar, que ha recogido 188.000 firmas en su campaña #porunaleyjusta

El departamento trabajará en el texto "las próximas semanas" pero la tramitación se hará sin prisas, "a lo largo de la legislatura"

El minsitro Rafael Catalá junto a Anna González, la viuda del ciclista de Lleida Óscar. 

El minsitro Rafael Catalá junto a Anna González, la viuda del ciclista de Lleida Óscar.  / AGUSTIN CATALAN

2
Se lee en minutos
Manuel Vilaseró
Manuel Vilaseró

Periodista

ver +

El Gobierno promoverá una reforma del Código Penal para evitar que casos como el del camionero que mató a un ciclista y salió huyendo sigan quedando impunes. Así lo ha afirmado el ministro de Justicia, Rafael Catalá, tras entrevistarse con leridana Anna González, la viuda del fallecido, que le ha entregado 188.000 firmas que de apoyo a su campaña #porunaleyjusta en change.org exigiendo la penalización de estas conductas.

La reforma no será, sin embargo, ni inmediata ni parece que vaya a optarse tampoco por la fórmula que proponían Anna y la Asociación de Ciclistas.

Catalá ha explicado que “en las próximas semanas”  se empezará a trabajar en el cambio legal pero ha advertido que una reforma del Código Penal no puede tramitarse aisladamente por un solo tema y habrá que esperar a que surjan más cuestiones  “a lo largo de la legislatura”. Mientras, será la fiscalía general y, es especial la de Seguridad Vial, la que deberán emitir instrucciones, algo que su titular, Bartolomé Vargas, lleva haciendo ya tiempo pero con escaso reflejo en las sentencias.

La idea de Català es que la reforma precise que cuando un conductor cometa una infracción de las tipificadas como graves en la normativa de tráfico y de ella se derive un accidente con resultado de muerte o lesiones graves, los jueces deban calificar la conducta de imprudencia grave, lo que acarrearía penas de hasta cuatro años de cárcel.

LA ELIMINACIÓN DE LAS FALTAS

El meollo de la cuestión radica en el vacío legal creado por la última reforma aprobada en solitario por el PP en la que se eliminaron las faltas del Código Penal. Si un juez dictaminaba que la imprudencia del conductor era leve, el caso se tipificaba como una falta que llevaba aparejada la correspondiene sanción. Pero ahora queda archivada la vía penal y el causante de la muerte se va de rositas, sin ni una multa. A las víctimas solo les queda la vía civil para reclamar, mucho más costosa económicamente.

La campaña de la viuda de Óscar, que así se llamaba el ciclista, propone recuperar el tipo penal de la imprudencia leve adjudicándole una pena de multa de entre uno y tres meses de prisión, pero el PP no parece dispuesto a aceptar una rectificación sobre uno de los puntos clave de su reforma. 

Debido a la fragilidad de las bicicletas, cualquier mala maniobra de un conductor, puede rener consecuencias fatales que no se producirían si el otro vehículo fuera un automóvil. Algo parecido a lo que ocurre con las motos. 

NUEVO TIPO PENAL PARA LA HUIDA

Noticias relacionadas

El ministro también se ha comprometido a incluir en la reforma “un nuevo tipo penal que castigue la huida del lugar del accidente, aunque la víctima haya fallecido”. El delito de omisión de socorro que figura en el Código Penal no sirve para estos casos porque, según la jurisprudencia del Tribunal Supremo aplicada en el caso de Óscar, si la víctima estaba muerta ya no necesitaba ese auxilio. Un absurdo que lleva décadas sin resolverse y que el caso de Óscar ha vuelto a poner sobre la mesa.

Anna González se mostró satifesfecha por el compromiso adquirido por el ministro a la espera que los trabajos anunciados por este avancen. Diversos grupos parlamentarios, con los que ha contactado, preparan también iniciativas que presentarán en el Congreso próximamente.Algúnas de ellas van más allá de los anunciado por Català y podrían forzar una reforma más profunda y quizás también más rápida.