La Generalitat entrega la guarda cautelar de Nadia a una tía materna

El juez retiró la patria potestad de la menor a los padres, imputados por estafa

Margalida Garau, madre de Nadia, en los juzgados de la Seu d’Urgell, el viernes.

Margalida Garau, madre de Nadia, en los juzgados de la Seu d’Urgell, el viernes. / EFE / QUIQUE GARCIA

2
Se lee en minutos

La dirección deneral de Atenció a la Infància y l'Adolescència (DGAIA) de la Generalitat ha formalizado este sábado la entrega de la guarda cautelar de Nadia Nerea, la niña que supuestamente padece una enfermedad rara que ha servido de excusa para que sus padres recaudasen casi un millón de euros en donativos, a una tía materna de la menor que vive en Mallorca.

La actuación de la DGAIA se ha producido a instancias del juez de La Seu d'Urgell (Lleida), que dictó prisión sin fianza para el padre de Nadia, Fernando Blanco, acusado de un delito de estafa, y que dejó en libertad con cargos a la madre, si bien le quitó patria potestad de la menor, de 11 años.

La tía materna de la menor y su pareja tienen desde hoy la guarda cautelar de Nadia Nerea, a quien su madre podrá visitar solo los fines de semana, sin nocturnidad, según la DGAIA, que ha seguido las instrucciones precisas del juez.

La guarda cautelar es una medida temporal que dura hasta que haya una sentencia firme, o mientras duren las circunstancias que la determinaron, pudiendo entonces solicitarse su levantamiento si éstas cambian.

El abogado de Fernando Blanco y su esposa Marga Garau, Alberto Martín, ha calificado de "barbaridad" que el juez haya quitado la guarda y custodia de la niña y ha anunciado que recurrirá esta decisión.

En sendos autos, el juez concluye que los padres incurrieron en una "clara utilización" de los donativos, que alcanzaron los 918.000 euros desde 2008, para costear su "alto nivel" de vida.

El abogado de los padres ha asegurado que recurrirá la privación temporal de la patria potestad e la madre al considerar esta medida "una barbaridad" porque entiende que perjudica especialmente a la niña, que ya está con su tía materna que vive en Mallorca, pero que ha viajado este fin de semana a Lleida para recoger a la menor.

El letrado ha explicado además que los padres de la menor acudieron hace unos días al banco para empezar a devolver el dinero recibido como donativos, lo que hicieron hasta que el juez bloqueó la cuenta.

Noticias relacionadas

Según el juez, del estudio de las cuentas de la pareja se desprende una "clara utilización de las mismas para costear la vida de los investigados", ya que son "constantes" los cargos por conceptos ordinarios tales como supermercados, ferreterías, grandes centros comerciales, viajes, hoteles, restaurantes, tiendas de electrónica, comercio electrónico, alarma del domicilio o gastos de telefonía.

Mientras tanto, Fernando Blanco ha pasado su primera noche en la cárcel de Ponent de Lleida.