Ir a contenido

Los alumnos de Castilla y León aventajan a los catalanes en el equivalente a seis meses de clases

La brecha territorial puesta en evidencia en el último informe PISA revela profundas diferencias de nivel entre comunidades

MARÍA JESÚS IBÁÑEZ / BARCELONA

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, durante una visita a un colegio en Jérez de la Frontera (Cádiz).

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, durante una visita a un colegio en Jérez de la Frontera (Cádiz). / EFE / ROMÁN RÍOS

Quince puntos separan a los estudiantes de Castilla y León de los catalanes en la prueba de Ciencias del informe PISA. Quince puntos son, según los parámetros de la OCDE, la organización que elabora este macroestudio educativo, el equivalente a medio curso académico (30 puntos representan un curso completo). Esto significa que cuando los jóvenes castellanoleoneses terminan la ESO han sacado más de cuatro meses de ventaja a sus compañeros de Catalunya. Si se toma como referencia la Comprensión Lectora, la diferencia de 22 puntos supone que los catalanes van casi seis meses por detrás de abulenses, segovianos o vallisoletanos.

La brecha territorial que ha puesto en evidencia este último PISA (ya se había visibilizado en ediciones anteriores, aunque quizás no con tanta crudeza) preocupa a la OCDE. "Tenemos un problema de equidad muy serio", admitía este miércoles la directora adjunta del área de Educación, Montserrat Gomendio. Y alertaba: "Es preocupante que alumnos de 15 años vayan a obtener el mismo título en todo el territorio española, pero sin tener el mismo nivel", dijo la que fuera también secretaria española de Estado de educación en declaraciones al diario 'El Mundo'.

"Preocupa que todos estos alumnos obtengan el mismo título, sin tener el mismo nivel", objeta la OCDE.

Y no se refería Gomendio solamente a la distancia de medio curso que hay entre Castilla y León y Catalunya, no. Se refería al abismo de 66 puntos (dos cursos completos) que separa en Matemáticas a Navarra (que ha conseguido 518) de Canarias, la peor colocada en esta materia con 452 puntos. Y a los 46 puntos (un curso y medio) que hay en Ciencias entre castellanoleoneses y andaluces..

¿CÓMO SE EXPLICA?

¿Qué explicación tiene semejante diferencia? La consejera de Educación de Andalucía, Adelaida de la Calle, lo ha atribuido, en declaraciones de la Cadena SER, a la muestra de colegios que la OCDE hizo en esa comunidad. Según De la Calle, dio la coincidencia de que un buen número de los 54 centros escogidos eran de alta complejidad socioeconómica.

Para Gomendio, en cambio, la clave está en que "son muy diferentes los niveles de exigencia, por ejemplo, en formación del profesorado, o en las evaluaciones de los docentes y también las evaluaciones de profesores a alumnos".

Más allá de estos dos argumentos (el error cometido en la selección de la muestra de escuelas, si es que lo ha habido, y las diferencias de criterio que se aplican entre comunidades, si es que son tan grandes) lo cierto es que Castilla y León lleva ya varios informes PISA beneficiándose del hecho de tener una red de escuelas de pequeño tamaño, que permiten prestar una atención individualizada a los alumnos. Eso es consecuencia, aseguran los expertos, de la propia estructura territorial de esa comunidad, donde hay una gran dispersión de población y el medio rural es predominante.

Andalucía atribuye su mal resultado a que en la muestra de escuelas que han hecho la prueba hay muchos centros de alta complejidad 

Este mismo argumento serviría para explicar los buenos resultados de Navarra o Aragón, ambas situadas por encima de Catalunya en todas las materias evaluadas, y para Galicia, que también supera a los catalanes en Ciencias y en Comprensión Lectora. 

Otros argumentos hay que buscar para la comunidad de Madrid, que ha obtenido notas similares a las autonomías situadas en cabeza. En todo caso, el grupo político de Ciudadanos en el Congreso ha registrado una petición para que el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, explique los motivos del "aumento de la brecha" educativa registrado entre comunidades.