Ir a contenido

Condenado por abuso de menores el principal sospechoso del caso Yeremi

'El Rubio' fue la última persona a la que se vio con el menor desaparecido desde hace nueve años en Canarias

Condenado por abuso de menores el principal sospechoso del caso Yeremi

EFE / ELVIRA URQUIJO A.

La Audiencia de Las Palmas ha condenado a cinco años de cárcel por agredir sexualmente a un menor en 2012 a Juan Ojeda Bordón, alias "El Rubio", el principal sospechoso de la desaparición del niño Yéremi Vargas, ocurrida en Vecindario (Gran Canaria) cinco años antes, en marzo del 2007.

El tribunal considera probado que, el 12 de julio de 2012, Ojeda Bordón abordó a un niño que estaba jugando solo en una calle de El Doctoral (una localidad colindante con Vecindario), le engañó para que le acompañase a su chabola con la promesa de que le iba a regalar una bicicleta y, una vez allí, lo agredió sexualmente.

"El Rubio" está imputado desde este año en la posible muerte (sobre él pesan cargos de detención ilegal y homicidio) de Yéremi Vargas, después que la Guardia Civil haya reunido pruebas que le señalan como principal sospechoso de la desaparición del niño de Vecindario, un caso sin resolver desde hace nueve años.

El pasado mes de julio, la Guardia Civil presentó al juzgado que lleva el "caso Yéremi" a Ojeda Bordón como posible autor de la desaparición del menor, tras comprobar que en la cárcel de Algeciras (Cádiz) donde había estado en reclusión preventiva a la espera del juicio por el ahora acaba de ser condenado había alardeado ante otros presos de saber qué le pasó al niño de Vecindario.

"El Rubio" era, además, el propietario en 2007 del coche blanco que se vio en el lugar donde se perdió de vista al pequeño Vargas, según ha comprobado el equipo de la Guardia Civil que desde hace nueve años busca al menor y que sospecha que pudo ocurrirle algo parecido a lo que le pasó más tarde al niño de El Doctoral (Yéremi también estaba jugando en la calle cuando fue visto por última vez).

En la sentencia, el tribunal acepta casi por completo el relato incriminatorio para el acusado que el niño de El Doctoral ha hecho desde hace años, porque, aunque cometa algunas contradicciones, ha sido persistente en los detalles básicos.