Ir a contenido

el debate de los horarios

Más felices, más productivos

Los directivos de empresas con horarios conciliadores coinciden en que el plus de sueldo emocional que facilitan sus compañías se traduce en un aumento de la motivación y el rendimiento

CARME ESCALES / BARCELONA

Oficinas de la empresa HeyGo, en Sant Cugat del Vallès.

Oficinas de la empresa HeyGo, en Sant Cugat del Vallès. / FERRAN NADEU

Entran entre las 8.45 y las 9.45 horas y salen entre las 16.45 y las seis de la tarde. De esta manera, las 20 personas que trabajan en la empresa igualadina Stikets, dedicada al etiquetaje de ropa, calzado y equipaje, pueden dejar y recoger a sus hijos de la escuela.

“Lo tuve claro desde el principio, como madre, creaba una empresa donde poder trabajar y donde querer trabajar, donde poder concentrarnos en el trabajo porque la parte familiar está atendida también”, precisa quien puso en marcha y dirige Stikets, Stephanie Marko.

“Claro que, como americana que soy, no entendía en absoluto los horarios de aquí”, precisa. “Si al menos con esos horarios que predominan se fuera más efectivo y competitivo, pero estamos a la cola de Europa” añade. “A nivel económico no tengo cifras, pero nosotros permitiendo conciliar crecemos cada año. El plus de sueldo emocional es un valor añadido en tranquilidad que se traduce en mayor rendimiento. Hay gente en muchas empresas dispuesta a bajarse el sueldo para salir a recoger a sus hijos al colegio”, dice Marko.

20% MÁS DE PRODUCTIVIDAD

“Cuando el trabajador tiene un derecho, se esfuerza por no perderlo”, apunta Nicolás Espinosa. Es el CEO de la empresa de servicios HeyGo, con 19 empleados (a punto de sumar dos más) y ubicada en Sant Cugat del Vallés. “Hay dos compañeros que entran a las siete para evitar atascos en la carretera, y hay quien sale a las ocho de la noche.

Cada cual se organiza el horario a su manera en función de la consecución de objetivos y metas, que es lo que se valora, no cuántas horas se está en la empresa”, puntualiza Espinosa, acérrimo defensor de la flexibilidad. “Económicamente no lo tenemos evaluado, pero a nivel motivacional, la implicación y compromiso con el trabajo crece mucho si facilitas la felicidad del empleado en su entorno, dentro y fuera de él, hablamos de un 20% más de productividad”, considera este CEO.

“El auténtico motor de cambio es cuando la dirección evalúa de manera coherente qué puede hacer para que su gente sea más feliz pues, con ello se gana efectividad y de ello se beneficia todo el equipo”. Es la opinión de Esther Casademont, gerente de Hunivers People Hub, especialistas en dirección de personal y organizaciones, expertos en modelar fans de su trabajo. Y eso pasa por trabajar en un ambiente que respeta y mima la circunstancia personal de cada trabajador.

BOLSA DEL TIEMPO

“Lo que nosotros entendemos por reforma horaria en nuestra actividad se traduce en una especie de bolsa de tiempo”, apunta Casademont. “Se trata de entender y hacer suyo el hábito de trabajo según objetivos y resultados de cada proyecto. Los colaboradores –trabajan con autónomos- gestionan cada una de sus tareas de forma autónoma y óptima. Las tareas que se pueden hacer fuera del despacho se gestionan en espacios horarios variados que encajen con la configuración vital de cada persona”, explica la creadora de www.hunivers.com.

“No solo para quien tiene hijos, también para quien debe cuidar de padres o un familiar enfermo, facilitar la conciliación tiene un retorno en la empresa”, afirma Martí Sáiz, impulsor y director de Cèl·lula, que se declara empresa “family friendly”, ya que facilita al 100% la conciliación familia-empresa.

“La facturación ni ha subido, ni ha bajado, pero los trabajadores (son 5) son más fieles a lo que hacen”, dice Sáiz. “Además de cambiar las leyes, las administraciones deberían hacer discriminación positiva, creando un sello de empresas que sí facilitan la conciliación. Nosotros lo hacemos constar en los concursos públicos a los que nos presentamos, pero eso todavía no se valora”.

La flexibilidad solo llega a una minoría

Según un estudio llevado a cabo por el portal de empleo InfoJobs sobre la aplicación de los horarios europeos en nuestro mercado laboral, el 58% de las empresas españolas no aplican el horario europeo, pero están a favor de adaptarse al modelo. El estudio revela que solo un 25% de las compañías aplican el horario flexible, con hora de entrada entre las 7 y  las 9 horas, y hora de salida, entre las 16 y las 18 horas, y con una hora cómo máximo para comer. La conciliación laboral es el principal motivo, apuntado por el 63% de las compañías, para adoptar la reforma horaria, seguido de la mejora de la productividad y de la felicidad de los empleados.