Ir a contenido

CONSECUENCIAS DEL MAL TIEMPO

La lluvia interrumpe la circulación de trenes y obliga a desviar aviones

Barcelona llega a rachas de viento de 75 km/h en el Observatori Fabra, y El Prat deriva cinco vuelos a Girona y Menorca

El granizo y el fuerte viento obligan a cortar carreteras y provocan algunos destrozos

Un tren de la R16 parado en Cambrils por la lluvia, este miércoles.

Un tren de la R16 parado en Cambrils por la lluvia, este miércoles. / ACN / ROGER SEGURA

El temporal, con granizo y fuertes vientos, que barre Catalunya de sur a norte este miércoles ha dejado sin luz a unos 10.000 abonados en El Vendrell e Igualada y ha causado cortes de líneas de tren, el desvío de algunos vuelos del aeropuerto de El Prat y algunos destrozos urbanos. Protecció Civil de la Generalitat había decretado en alerta el Plan Especial de Emergencias por Inundaciones en Catalunya (Inuncat) durante toda la tarde.

La circulación de trenes en la línea R16 se ha interrumpido entre las dos y las seis de la tarde entre Vandellòs y Mont-roig del Camp debido a los destrozos provocados por las tormentas en las instalaciones, según Renfe.También los trenes de la línea R3 entre La Molina (Cerdanya) y Puigcerdà se han suspendido por la caída de un árbol sobre la catenaria debido al fuerte viento.

La meteorología también ha afectado al tráfico aéreo. En el aeropuerto de El Prat, cuatro vuelos han sido desviados al aeropuerto de Girona y otro a Menorca a primera hora de la tarde, según fuentes de Aena. En Barcelona, en aquel momento, se han registrado rachas de viento de hasta 75 km/h en el Observatori Fabra. 

Las comarcas de Lleida, interior de Tarragona y sur de Barcelona han sido las más afectadas. La intensidad de las lluvias, particularmente intensas en algunos puntos aunque medianas en el cómputo global (una máxima de 52 litros por metro cuadrado en Vilanova de Meià) ha provocado crecidas importantes en ríos como el Francolí a la altura de Vimbodí, el Ondara y el Sió, que se ha desbordado en varios puntos. 

La lluvia y el granizo han obligado a cortar algunas carreteras como la BV-2111 en Sant Pere de Ribes, la N-141F en Les Olugues, la C-12 en Àger, la C-14 en Solivella, la T-362 en Bot, la AP-2 en Vinaixa y la TV-7002 en Vimbodí. También ha habido algunos accidentes de tráfico en TV-3022 en El Perelló y la B-20 en Viladecavalls. 

GRANIZADA EN EL PENEDÈS

La granizada ha sido especialmente fuerte entre el Garraf y el Alt Penedès, en el sur, y en el Osona y la Garrotxa en el centro-norte. En Sant Pere de Ribes se ha cortado la carretera por la acumulación de piedra y la escasa visibilidad. En el Baix Llobregat, especialmente en Gavà y Viladecans, ha caído granizo del tamaño de canicas. 

Protecció Civil alerta de que las precipitaciones podrían desbordar ríos a lo largo de la noche, por lo que recomiendan no aparcar vehículos cerca de rieras ni cauces, así como retirar los objetos de subterráneos si se están produciendo acumulaciones de agua. El pantano de Foix, en el Alt Penedès, y el río Gurri, en Osona, comenzaban anoche a desbordarse.