Ir a contenido

ACTUACIÓN REIVIDICATIVA

Detenidos tres jóvenes a raíz de la polémica web de delación creada por Interior

Los hombres, que estaban en busca y captura, han sido arrestados en la Conselleria y esta tarde han sido puestos en libertad

La página de internet fue impulsada por Felip Puig para identificar a los alborotadores de la huelga general de marzo del 2012

J. G. Albalat

Los tres detenidos, junto a una pancarta con el lema Damos la cara.

Los tres detenidos, junto a una pancarta con el lema Damos la cara. / ALBERT BERTRAN

Los Mossos d'Esquadra han detenido este lunes a tres jóvenes que estaban en busca y captura a raíz de su identificación gracias a la web de delación que impulsó la Consellería de Interior en la época de Felip Puig (CIU) tras los alborotos por la huelga general del 29 de marzo del 2012 contra la reforma laboral. El arresto se ha producido en la misma sede de la 'conselleria', en la calle de la Diputació, después de que los tres muchachos entregaran una instancia en la que denunciaba la "persecución" a la que estaban sometidos tras aparecer en una web "ilegal", según sus abogados. Esta tarde, la policía autonómica, por orden del juzgado que se encarga del caso, dejó en libertad a los activistas, que han sido citados a declarar para este martes.

Los tres jóvenes, que han comparecido delante de un inprovisado panel que simulaba el que utiliza la policía para retratar a los detenidos, han estado acompañados de sus abogados, así como de representantes de la CUP, como Anna Gabriel  y Josep Garganté, y miembros de varias plataformas de apoyo. Los tres activistas, que han denunciado "represión política", serán puestos a diposición judicial. La orden de busca y captura se dictó el pasado mes de septiembre, tras la incomparecencia en el juzgado de los ahora arrestados para realizarse una fotografías para elaborar una pericial fisométrica.

El Juzgado de Instrucción número 5 de Barcelona emitió, cuatro años después de los hechos, una orden de búsqueda y captura para que las fuerzas de seguridad localizaran y arrestaran a los tres jóvenes para que se personaran en el juzgado. A alguno de ellos se le fue a buscar a su residencia y trabajo, pero no se le encontró.

IDENTIFICACIÓN POR LOS DESTROZOS

Los tres jóvenes fueron identificados por los Mossos d'Esquadra como supuestos autores de destrozos durante la huelga general del 29 de marzo de 2012 gracias a la web de delación, ya desactivada, que impulsó la Consellería d'Interior durante la etapa de Felip Puig para que los ciudadanos aportasen datos para identificar a alborotadores que habían sido fotografiados durante los disturbios.

Los muchachos detenidos recurrieron en su día ante el propio magistrado y posteriormente ante la Audiencia de Barcelona en contra de esta pericial fisonométrica, si bien la justicia ha acabado avalando la pretensión del magistrado de que se practique esta prueba de reconocimiento. Ante esta situación, el abogado de los tres jóvenes, Eduardo Cáliz, ha denunciado que "obligar por la fuerza a fotografiarse constituye una vulneración flagrante de varios derechos humanos, entre ellos el de defensa y a la presunción de inocencia". Los miembros de la plataforma de apoyo a los tres jóvenes han exigido que Interior no utilice nunca más una web como la creada en la época de Puig.

LOS DISTURBIOS

Alrededor de unas 100 personas fueron imputadas por su supuesta participación en los disturbios de la huelga general del 29 de marzo de 2012, en la que, entre otros incidentes, unos encapuchados incendiaron un Starbucks junto a plaza de Catalunya de Barcelona, Sin embargo, el 50% de los acusados han sido absueltos, el 25% condenados y el resto está a la espera de juicio, según la plataforma de apoyo a los activistas encausados.

La Generalitat acabó cerrando la página en internet el 24 de mayo del 2012, cuando tanto el Síndic de Greuges como la fiscalía catalana todavía estaban elaborando sus dictámenes sobre la legalidad de la misma. La web fue activada con 231 fotografías y tres vídeos de 68 sospechosos de haber participado en actos de violencia urbana durante la huelga general, de los que 23 pudieron ser identificados, entre ellos los tres a los que ahora han sido detenidos.