Ir a contenido

PROTESTA EN LA ZONA FRANCA

69 inmigrantes del CIE de Barcelona se declaran en huelga de hambre para pedir su libertad

Pequeña concentracion de activistas contrarios a la reabertura del CIE (imagen de archivo).

Pequeña concentracion de activistas contrarios a la reabertura del CIE (imagen de archivo). / FERRAN NADEU

Un total de 69 inmigrantes del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca de Barcelona se han declarado en huelga de hambre este domingo al mediodía para exigir que se les ponga en libertad, según han confirmado fuentes policiales.

Los internos se han negado a comer y a cenar y se han concentrado en el patio de las instalaciones del CIE como muestra de protesta por su estancia en estas instalaciones, donde personas en situación irregular esperan hasta 60 días para ser expulsadas de España. Los inmigrantes que secundan la protesta pacíficamente son todos menos uno de origen argelino y, según las mismas fuentes policiales, uno de los internos ha abandonado la protesta. El CIE de la Zona Franca tiene actualmente 165 personas encerradas en sus instalaciones y el 40% están siguiendo la huelga de hambre. 

El director del CIE ha intentado negociar sin éxito con los inmigrantes. El juzgado de guardia está al "corriente de los hechos".

El Centro de Internamiento de Extranjeros de Barcelona reabrió sus puertas -entre protestas de varios colectivos, entre ellos Tanquem els CIES- en julio de este año, tras unos meses cerrado por obras de reforma. 

Durante el mes de julio, un juez denegó el permiso solicitado por el Ayuntamiento de Barcelona para inspeccionar el CIE de la ciudad. El conflicto entre el ayuntamiento y el Ministerio del Interior, del que depende el centro, empezó cuando el primero dictó una orden de cese de actividad del CIE de la Zona Franca, el 4 de julio, con el argumento de que no cuenta con la licencia pertinente y de que no cumple con las normas de seguridad contra incendios. Interior hizo caso omiso. Para que quedara clara su actitud, reabrió el CIE horas después de que se conociera la orden de cierre municipal.

Varios CIE de España han vivido motines y huidas en los últimos meses. El último caso de motín fue en el CIE de Aluche (Madrid), el pasado martes, protagonizado también por ciudadanos argelinos. Posteriormente, varios de los internos iniciaron una huelga de hambre durante dos días, que han dejado este domingo bajo la promesa de que mañana lunes podrán ver a un juez.

Numerosas entidades sociales reclaman el cierre de los CIE porque consideran que violan los derechos humanos.