Ir a contenido

DEPORTE CON ALMA

Jordi Asín: "He hecho la Cursa dels Bombers incluso lesionado"

El jefe del parque de bomberos del Eixample celebra que se este año se haya recuperado el recorrido original

DAVID GARCÍA MATEU / BARCELONA

Jordi Asín, en las alturas del parque Joan Miró de Barcelona.

Jordi Asín, en las alturas del parque Joan Miró de Barcelona. / DANNY CAMINAL

Por ahora, la Cursa dels Bombers ha celebrado 17 ediciones y en todas ellas Jordi Asín ha cruzado la línea de meta. Muy pocos comparten dicho honor con el jefe del parque de bomberos del Eixample. “Hubo un día en el que me lesioné y tuve que dejar de correr, por lo que me lancé a la bicicleta de montaña; pero aún así, la Cursa del Bombers la he hecho incluso lesionado”. ¿Por qué? “Pues porque es nuestra carrera...”, dice con orgullo.

Asín es el máximo responsable del parque de bomberos con más servicios de toda Barcelona. “Y si bien suelen haber entre unos 25 y 30 bomberos de guardia, para el día de su carrera siempre se intenta que quien quiera salir a correrla, vaya y luego vuelva”. No se trata solamente de hacer ejercicio más allá del gimnasio. Para los suyos, “es un homenaje al esfuerzo que se hace en la profesión”. “Sirve para acercarnos más a la gente, sobre todo con aquellos compañeros que la corren con el traje y la bombona de intervención; ¡Eso sí que tiene mérito!”, dice con admiración.

ESTAR SANO Y EN FORMA, UNA OBLIGACIÓN

Los calendarios son siempre atrevido testimonio de la forma física que gastan los integrantes del cuerpo. “Desde que entré en Bomberos, en el año 1981, siempre he tenido en cuenta el deporte como un elemento fundamental en mi trabajo; es una obligación estar sano y en forma”, dice Asín. Pero lo suyo no es practicarlo individualmente, sino que prefiere organizarlo de forma colectiva.

“Cuando en Catalunya todavía no se había implantado el atletismo como lo está ahora, nosotros ya creamos una sección dentro del cuerpo y corríamos medias maratones”. De aquella época es la ‘Cross de Bombers de Barcelona’ en el castillo de Montjuïc, lo que vino a ser “la cuna de la actual Cursa de Bombers”, recuerda el jefe del parque. “Ahora lo que tenemos que hacer es conservar el actual y original circuito de la 'cursa”. De esta manera, asegura, se conservará “la mejor imagen de la carrera: cuando se gira en Urquinaona y se ve toda la bajada de Via Laietana del color de las camisetas, ya que evidentemente yo no voy de los primeros”, ríe.

SEGUIR, SEGUIR Y SEGUIR

“Siempre llegará un día en el que ya no pueda hacerla, pero por ahora mi intención es continuar”. Asín comenta que los años le empiezan a pesar, pero tampoco hace ningún gesto que invite a pensar que algún día vaya a mirar la carrera desde el público. De todas formas, algunos recuerdos le pesan: “He vivido muchas cosas con esta carrera, como correrla en grupo para la memoria de un compañero que perdió la vida en un servicio”.

Sí, es un tópico, pero se juegan la vida (y algunos se la dejan). Aunque intente levantar “barreras psicológicas” entre sus servicios y la vida personal, “siempre hay días que te afectan muchísimo”, admite. “Una imagen que nunca olvidaré es la de sacar gente y más gente del subterráneo del Hipercor; entonces tenía 27 años”. “Cuando subía en el ascensor de casa continuaba sin saber qué había pasado”, rememora.

¿Cómo se acaba un día así? “Pues es un día que no se acaba nunca, que siempre lo llevas dentro; son heridas que cicatrizan pero siempre se te quedan”. A Jordi Asín todavía se le ponen los pelos de punta, pero a los pocos segundos de emocionarse, vuelve a animarse con ‘su competición’. El día 30 de octubre cruzará por 18ª ocasión la línea de meta

0 Comentarios
cargando