13 ago 2020

Ir a contenido

Los celíacos denuncian que el cambio de normativa europea pone en riesgo su salud

El nuevo reglamento eleva la cantidad de gluten permitido en productos considerados adecuados para estos enfermos

La presidenta de la Asociación de Celíacos de CatalunyaOlga Cuesta, ha denunciado que la modificación de la norma europea que regula los alimentos adecuados para este colectuvo supone un "paso atrás", porque "confunde al consumidor" al incluir como productos aptos para celíacos alimentos con baja cantidad de gluten. Al menos un 7% de los catalanes (unas 525.000 personas) sufren una patología relacionada con la ingesta de gluten.

El nuevo reglamento, que se ha modificado este verano, permite que un producto pueda ser etiquetado como 'adecuado para personas con intolerancia al gluten' o 'adecuado para celíacos' tanto si contienen menos e 20 miligramos de gluten por kilo (20 ppm) (límite considerado de consumo seguro para celíacos), como si llevan menos de 100 mg/kg, una cantidad que tiene la consideración de 'muy bajo en gluten'.

Cuesta ha reconocido que la nueva regulación puede representar riesgos para la salud, ya que, a su juicio, está probado científicamente que los celíacos pueden consumir hasta 20 ppm de gluten de forma segura, pero en ningún caso hasta 100 mg/kg.

ALERTA

"Esta nueva normativa nos cataloga a los celíacos como si tuviéramos más o menos intolerancia al gluten", ha lamentado la presidenta de asociación. Además, ha criticado que la norma no diferencie una intolerancia alimentaria con una enfermedad como es la celiaquía, por lo que ha recomendado a los celíacos que consuman solo productos etiquetados como alimentos 'sin gluten'.

El 'conseller' de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, Jordi Baiget, ha animado este lunes a las empresas alimentarias catalanas a adherirse al Pacto por el Celíaco "para mejorar la información al consumidor y dar más seguridad" a los afectados. 

Baiget ha asegurado que las compañías adheridas a este pacto mantendrán el límite de 20 ppm en sus productos aptos para celíacos, lo que ha remarcado que aporta seguridad y una mejor información a los consumidores, ante las confusiones del reglamento europeo. La adhesión supone un compromiso voluntario de las empresas, basado en una declaración de responsabilidad, sin inspecciones, que permite etiquetar los productos sin gluten con el distintivo consistente en una espiga tachada acompañada de la leyenda 'apta para celíacos'.

ABIERTO A MÁS SECTORES

El jefe del Servicio de Normativa y Procedimiento de la Agencia Catalana del Consumo (ACC)Quim Bernat, ha explicado que el Govern está estudiando la posibilidad de que se sumen al pacto otros sectores como pastelerías, obradores y establecimientos de restauración, además de los productores de alimentos y los comercios minoristas.

Desde la creación del pacto en el 2004, las empresas adheridas han pasado de 9 a 105, mientras que la oferta de productos alcanza casi los 3.000.

Según la asociación, actualmente hay en España alrededor de  870 empresas fabricantes de productos sin gluten que comercializan más de 13.000 artículos. España es el tercer país en fabricar productos sin gluten, con un crecimiento anual sostenido de un 28% desde el 2008.