29 oct 2020

Ir a contenido

Los técnicos comienzan a apuntalar el edificio de la explosión en Premià

El mal estado del bloque impide la investigación de las causas

Edificio afectado por la explosión en Premià de Mar, este miércoles.

Edificio afectado por la explosión en Premià de Mar, este miércoles. / EFE / ALEJANDRO GARCÍA

Los técnicos han comenzado las tareas para apuntalar el edificio del número 196-198 de la Gran Via de Lluís Companys de Premià de Mar (Barcelona), donde este domingo se produjo una explosión que provocó la muerte de una persona y heridas a otras 17, al menos una de ellas muy graves.

A primera hora de este jueves han llegado camiones con el material para realizar el apuntalamiento y los operarios trabajan en el lugar para poder asegurar el bloque, lo que permitirá que la policía científica de Mossos d'Esquadra y los técnicos y expertos puedan acceder para investigar las causas y hacer balance del estado del edificio.

Por el momento no se tiene una valoración exacta del estado de los tres edificios evacuados: el 196-198 de Gran Via, el 192 --las puertas de la primera planta-- y el 39 de Elisenda de Montcada. En total están desalojados 47 vecinos del edificio de la explosión, 15 del número 192 y 20 del de Elisenda de Montcada, y, de éstos, 16 están alojados en un hotel por el Ayuntamiento y el resto están en casa de familiares y amigos.

El Ayuntamiento está ayudando a los vecinos afectados a buscar soluciones de alojamiento puesto que muchos de ellos tardarán meses en volver a casa. Así, para los que cuentan con un seguro que les pagará el alquiler de un piso mientras no puedan volver a casa, se está gestionando que puedan encontrar una vivienda para pocos meses, por lo que se ha hecho un llamamiento a propietarios que tengan pisos vacíos y se ha hablado con agencias inmobiliarias y Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API).

Para los vecinos a quienes el seguro no les cubre una vivienda transitoria, se está en conversaciones con la Agencia Catalana de la Vivienda para poder alojarles, y se les facilitará la relación de vecinos en esta situación.

Desde el centro cívico de Premià el Ayuntamiento también ofrece asistencia psicológica a los afectados y proporciona almuerzos y cenas gratuitos.