Ir a contenido

Sevilla vota si quiere ampliar la duración de la Feria de Abril

El ayuntamiento defiende que se trata de incrementar el tirón de un evento que mueve más de 700 millones de euros

Los sevillanos, mayoritariamente a favor, colapsan la web municipal en el primer día de consulta popular

JULIA CAMACHO / SEVILLA

AFP / CRISTINA QUICLER

Sevilla vota si quiere ampliar la duración de la Feria de Abril
Sevilla vota si quiere ampliar la duración de la Feria de Abril

/

Una votación masiva que ha colapsado los servidores municipales del Ayuntamiento de Sevilla en las primeras horas de este lunes. Sin embargo, no se trata de ciudadanos hartos que buscan solventar de una vez por todas, y tras dos votaciones en seis meses, la falta de gobierno. No, los intereses sevillanos van por derroteros más prosaicos: la ampliación de los días en los que se celebra la Feria de Abril. Medio millón de vecinos mayores de 16 años y empadronados están llamados a pronunciarse acerca de si quieren que su feria se celebre de sábado a sábado, en vez del tradicional inicio en lunes. Una votación que el ayuntamiento, gobernado por el PSOE, defiende alegando que la importancia económica del evento se vería aumentada al alargar la celebración esos dos días.

La consulta ciudadana, la primera que celebra la ciudad, es telemática y se prolongará durante toda esta semana. No será hasta la tarde del viernes cuando se conozcan los resultados. Aunque no serán vinculantes, el alcalde Juan Espadas ya ha anunciado su intención de plegarse a la voluntad de sus convecinos. Dos son las preguntas que se han encontrado todos aquellos que han accedido ya a la aplicación Decide Sevilla. “¿Está de acuerdo en que la Feria de Abril del 2017 comience la noche del sábado 29 de abril, con el tradicional alumbrado de la portada, y finalice el sábado 6 de mayo a las 24:00 horas con los fuegos artificiales?”. Y la segunda: “¿Está de acuerdo con que la Feria de Abril cuente siempre con un día festivo de carácter nacional, autonómico o local?”.

FOMENTA TÓPICOS

Aunque la consulta fue aprobada en pleno municipal, la oposición ha salido en tromba para arremeter contra lo que consideran un  tema “frívolo”, argumentando que hay otros asuntos más importantes en la ciudad que someter a valoración popular. No ha faltado quien, como Ciudadanos, ha lamentado que este tipo de actuaciones contribuyen a alentar el tópico de los sevillanos juerguistas y vividores. Pero el alcalde se defiende diciendo que se trata simplemente de la "puesta en marcha" de una aplicación que, en el futuro, se pronunciará sobre otros temas de interés, de forma que la ciudadanía se pueda ir acostumbrando a ella, y apela al tema económico. “No me da complejo preguntar por un evento que genera una actividad económica de 700 millones de euros”, repite desde que en abril se aprobó la consulta.

Consulta "récord"

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas (PSOE), se ha vanagloriado de que la consulta sobre la ampliación de la Feria de Abril está siendo "la más participativa" de cuentas se han celebrado en España. Y es que más de 17.000 personas, el 3,4% de los posibles participantes, se pronunciaron solo en el primer día de votación, lo que demuestra que "los sevillanos están interesados en que se les consulte".

Hasta ahora, la Feria de Abril, una celebración reconocida en todo el mundo y que atrae a miles de personas a la ciudad cada primavera, se inauguraba con el tradicional “lunes del alumbrao” o del “pescaíto”, cuando se encendían los farolillos que adornaban las calles del Real hasta la noche del domingo, en la que los fuegos artificiales ponían fin a una semana de fiesta. Sin embargo, la tendencia en los últimos años era que muchos sevillanos tomaran ya el Real en el fin de semana previo con la excusa de dar los últimos retoques a las casetas. Los mismos que el fin de semana de Feria marchaban en peregrinación a las playas para reponer fuerzas y, de paso, huir de la gente de los pueblos y los emigrados que solo podían regresar a Sevilla a disfrutar la feria durante los días no laborables.

LEGALIZAR UNA REALIDAD

Para el Ayuntamiento, que no ha hecho campaña ni a favor ni en contra, se trata de “legalizar una realidad social como es la preferia, para que tenga todos los servicios”, señaló este lunes Espadas, y aprovechar el tirón económico que reportaría un día más de celebración, y encima en fin de semana. No es nada nuevo, y ya ocurre en ciudades como Jerez de la Frontera (Cádiz) o Málaga, donde la feria da comienzo un viernes y se prolonga hasta el domingo siguiente. “Es más fácil organizar los servicios y la llegada de turistas que pueden elegir entre dos fines de semana”, insistió, resaltando que “todos los sevillanos que ya disfrutan de la feria desde la preferia no les supondría grandes cambios en su dinámica habitual”.

La consulta sobre la feria era este lunes motivo de todos los corrillos de la ciudad. Más allá de las posibilidades que da tener “un día más de fiesta y cachondeo”, argumento recurrente entre los más jóvenes, muchos se mostraban esperanzados con que pudiera suponer más empleos, aunque sean tan precarios como los que se crean durante la cita. Otros señalaban que en realidad, la ampliación de la feria estaba pensada para “la gente de fuera” y no para los sevillanos, lamentando que se pierda esa exclusividad de la que disfrutaban los socios de las casetas en los días previos. Tampoco faltaba quien apuntaba con ironía que “esto supondrá que el montaje empiece antes y la gente siga adelantando la preferia” al jueves o el viernes.

0 Comentarios
cargando