Alerta: despistado al volante

Las distracciones, como mirar el móvil, se confirman como la causa de un 35% de los siniestros

En los últimos tres meses han fallecio 36 personas, 13 menos que en el mismo periodo del 2015

Estado de un turismo mplicado en un accidente reciente en Altafulla. 

Estado de un turismo mplicado en un accidente reciente en Altafulla.  / ACN

Se lee en minutos
GUILLEM SÀNCHEZ / BARCELONA

La concentración de radares en las carreteras en el Reino Unido o en Holanda prácticamente triplica la de las carreteras catalanas. Ambos países, remarcan en el Servei Català de Trànsit (SCT), son referentes en políticas que han logrado reducir la mortalidad y demuestran que los detectores de velocidad son una herramienta útil para combatir la tentación de pisar en exceso el acelerador. Lo confirman los datos: en el 2010, un 12,6% de los siniestros mortales estaban relacionados con la velocidad y actualmente esta cifra se ha reducido hasta el 5,9%. En la actualidad los conductores corren menos, pero se distraen más.

Este verano han fallecido en vías interurbanas 36 personas. Son 13 menos que durante el periodo estival del año anterior, especialmente negro. Un análisis detallado de las causas que han provocado estos accidentes permite concluir que en un 35% de los casos el conductor se despistó y que en un 38% se accidentó sin que hubiera implicado otro vehículo, remarca el 'conseller' de Interior, Jordi Jané.

MÓVILES Y NAVEGADORES

El comisario de Mobilitat, Miquel Esquius, apunta que las distracciones de siempre -manipular la radio, hablar con el copiloto o comprobar si los niños del asiento trasero se encuentran bien- siguen vigentes. “El incremento debe relacionarse con las nuevas tecnologías, como los sistemas de navegación, o, sobre todo, el uso del teléfono móvil”, explica.

Las últimas campañas de Trànsit han ido orientadas a concienciar contra este problema. Incluso se ha desarrollado una 'app' para 'smartphone' que permite responder mensajes de texto o coger las llamadas sin tocar el teléfono, si el sistema de manos libres está activado en el vehículo.

En el 2010, las distracciones y los errores cometidos por el conductor provocaban una cuarta parte de los siniestros. En el 2016 -hasta el 13 se septiembre- han muerto 110 personas y se calcula que más de la mitad de las víctimas se han producido por culpa de despistes (32,9%) o fallos en la conducción (22,4%). 

Noticias relacionadas

SIN CINTURÓN DE SEGURIDAD

Un 20% de los fallecidos durante el verano no llevaba puesto el cinturón de seguridad. Supone un porcentaje que ha sorprendido a los responsables del SCT, que recuerdan que no llevarlo dispara la gravedad de las lesiones en caso de colisión. Otros dos datos que deja el balance estival, más previsibles, son que un 9,8% de los heridos graves se han producido en colisiones relacionadas con el consumo de alcohol o drogas, mientras que un tercio de las finados eran motoristas. Las vías más accidentadas han sido la AP-7 (5 víctimas), la C-62 (4), la C-25 (2), C-63 (2) y la N-340 (2).