Ir a contenido

defraudación fluido eléctrico

Cerrado un hotel de cuatro estrellas de Lloret por tener pinchada la luz

El fraude se ha descubierto a raíz de un incendio y Endesa investiga a otro establecimiento del mismo grupo por idéntico motivo

Ferran Cosculluela

Fachada del hotel Sun Village de Lloret de Mar.

Fachada del hotel Sun Village de Lloret de Mar.

Los Mossos d’Esquadra han abierto diligencias por un delito de defraudación de fluido eléctrico al hotel Sun Village de Lloret de Mar (Selva) por estar conectado ilegalmente a la red eléctrica. El descubrimiento de que este establecimiento de cuatro estrellas había pinchado la luz se hizo el jueves a raíz del incendio de un generador de gasoil situado en la azotea del hotel, lo que obligó a desalojar a 238 personas.  

La policía catalana han informado de que la compañía Endesa también está elaborando un informe sobre el presunto fraude y cuando lo tenga listo lo remitirá al juzgado de Blanes que lleva el caso. Fuentes del Ayuntamiento de Lloret han explicado que los técnicos de la compañía también están investigando por una presunta defraudación del fluido eléctrico al hotel Savoy, de tres estrellas, que pertenece al mismo grupo del Sun Village, dirigido por el empresario José Luis Velasco Blanco.

El incendio de este hotel se produjo en la tarde del jueves. Las llamas se iniciaron cuando operarios de Endesa cortaron la luz a unas viviendas de la misma calle en la que se ubica el Sun Village para proceder a unas reparaciones. Al parecer, como el hotel estaba conectado de forma ilegal a la red de suministro de ese sector, el corte de suministro obligó a los responsables del establecimiento a encender el generador auxiliar ubicado en la azotea.

SOBRECARGA DEL GENERADOR

Debido a la gran demanda de corriente que hay en el establecimiento en esta época del año, en la que cuenta con una ocupación que supera el 80%, el generador de gasoil se sobrecargó y acabó incendiándose. Tras la evacuación del hotel, y ante la constatación de que el establecimiento no podía volver a abrir las puertas porque carecía de electricidad, el ayuntamiento obligó a los responsables a realojar a los clientes en otros establecimientos de la misma cadena.

A raíz del incendio, que obligó a movilizar a diez dotaciones de los bomberos, los equipos de emergencias y los técnicos municipales comprobaron que las instalaciones de luz y de gas ubicada en la azotea del hotel estaban rodeadas de bidones de gasoil e incumplían las medidas de seguridad. El ayuntamiento ha procedido a retirarle la licencia de actividad de forma cautelar a la espera de que en los próximos días el establecimiento pueda acreditar que tiene regulado el suministro eléctrico.

Fuentes de Endesa han explicado que tienen pruebas gráficas de que el hotel tenía la luz pinchada, por lo que denunciarán a los responsables del establecimiento. También han informado de que la compañía cortó la corriente eléctrica al Sun Village hace un año porque acumulaba una deuda de 150.000 euros. Una afirmación que ha sido desmentida por los responsables del hotel, que aseguran que la deuda es de los anteriores propietarios y que el establecimiento funciona con el generador eléctrico desde hace cuatro meses.