Ir a contenido

TRADICIÓN POLÉMICA

Controversia en un pueblo de Zaragoza por los toros con bombillas

Los vecinos de Los Fayos, divididos ante la medida de emplear leds en los astados en sustitución del fuego

Un toro con bombillas en las fiestas de Los Fayos.

Un toro con bombillas en las fiestas de Los Fayos. / EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

El toro con bombillas, que ha sustituido al tradicional de fuego por primera vez en Aragón en las fiestas de Los Fayos (Zaragoza), se celebró el sábado con opiniones enfrentadas ante una decisión "bastante dura", según ha reconocido su alcaldesa, Rocío Berrozpe.

"Puedes tener una fiesta con respeto y sin sufrimiento", ha apuntado la alcaldesa de este municipio de 150 habitantes en relación a las luminarias de led que por primera vez han amarrado a los cuernos del toro, sin deslumbrarse ni quemarse el pelo, ha remarcado.

Al festejo acudió muchísima gente, una parte "con expectación por la novedad y a favor de ver un espectáculo distinto" y otra de detractores, "gente que vino a criticar y silbar", algo que, ha explicado la alcaldesa, tenían "asimilado" ya que entienden que es "lógico y respetable".

SENSIBILIDAD

Berrozpe ha remarcado que en los pueblos de Aragón los festejos taurinos no se pueden eliminar pero que la sensibilidad del grupo municipal socialista les llevó a tomar la decisión de cambiar el toro de fuego por toro con bombillas, así como suprimir el toro ensogado con la intención de "intentar tratar a los seres vivos lo mejor posible", ha afirmado.

"Todos los cambios dan mucho miedo y son decisiones muy complicadas de tomar", ha añadido la primer edil en referencia al arraigo de este tipo de festejos en una parte de la población, mientras que ha defendido que hay otro sector que opina que "tanto el toro de fuego como el ensogado se tenían que quitar".

"Teníamos apoyo dentro de la población y gente que no estaba de acuerdo, como es lógico", ha expresado la alcaldesa, quien ha asegurado que ya contaba con las críticas. En este sentido, ha apuntado que "ser los primeros en dar el paso es bastante duro, sobre todo en España donde el mundo del toro está muy arraigado", pero que son conscientes de que están "haciendo un bien" situándose "a nivel de la evolución del siglo XXI".

CAMBIO DE ACTITUD

"La excusa de las tradiciones no nos parece la adecuada para mantener espectáculos que no están a la orden del día", ha aseverado en cuanto al toro ensogado, que se instauró hace aproximadamente una década, según ha explicado, y el toro de fuego. La alcaldesa ha señalado que la propuesta les llegó del mundo taurino, en el que "está habiendo un cambio hacia un mejor tratamiento del toro".

Las fiestas finalizaron el pasado domingo y el grupo municipal socialista pretende mantener el toro de bombillas el año que viene, con "preocupación, tensión y estrés", por lo que la alcaldesa ha agradecido "el apoyo y las felicitaciones" que han recibido por "el cambio de actitud en los eventos taurinos".