Ir a contenido

SUCESO EN EL TARRAGONÈS

Detenido el vecino de Salou que denunció la muerte de una mujer en su casa

La autopsia confirma que el cadáver presentaba signos de violencia

El arrestado declaró que era una prostituta de Lleida con quien consumió cocaína y mantuvo relaciones sexuales

ESTHER CELMA / TARRAGONA

Portal de la vivienda en la que ha aparecido muerta la mujer, este miércoles.

Portal de la vivienda en la que ha aparecido muerta la mujer, este miércoles. / ACN

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un vecino de Salou de 34 años y de nacionalidad brasileña por su presunta relación con el homicidio de una mujer en el primer piso del número 15 de de la calle de Montblanc de esta localidad del Tarragonès.

El hombre acudió este martes por la tarde a la comisaría de Salou para informar de que había hallado muerta a la mujer, una prostituta de Lleida -según aclaró el propio sospechoso- que aún no está identificada oficialmente. Ambos habían pasado una noche consumiendo alcoholcocaína y manteniendo relaciones sexuales, según fuentes próximas al caso.

Sin embargo, los investigadores hallaron a la víctima desnuda y maniatada con una prenda de ropa, boca arriba encima de un colchón en el comedor del apartamento del detenido. El denunciante, además, había tardado varias horas en informar de la muerte de la mujer, algo que despertó las primeras sospechas. 

AUTOPSIA CONFIRMA MUERTE VIOLENTA 

Fuentes consultadas por este diario han explicado que la autopsia practicada al cadáver de la mujer ha confirmado que se trata de una muerte de naturaleza criminal producida posiblemente por asfixia. Los indicios de violencia que presenta el cuerpo no son compatibles con el uso de armas blancas o de fuego. 

La investigación también se centra en la identificación de la víctima, de la que no han hallado documentación alguna ni se conoce su identidad. Sí se conoce que la víctima tiene 28 años, según han comunicado los Mossos d'Esquadra. 

SORPRESA

Según habría relatado el mismo detenido,se habían conocido esa misma noche, habían ido de fiesta juntos y la continuaron en la casa de él, aprovechando que no estaban ni su esposa ni su hijo de corta edad.

El levantamiento de cadáver se hizo sobre las diez de la noche de ayer y el hombre detenido avisó a los Mossos sobre las cinco de la tarde, varias horas después de haberse despertado y percatado de que la mujer ya no estaba viva. Según algunos vecinos, el detenido es muy amante de la noche aunque mostraron su sorpresa al verle esposado porque no habían escuchado ningún alboroto.