Ir a contenido

Una estafa de 5.000 euros en un viaje a Mallorca

El alquiler de una casa en Cala d'Or acaba en una demanda ante los tribunales

Ferran Cosculluela

Nacho Julià.

Nacho Julià. / ALVARO MONGE

A Nacho Julià le ocurrió lo mismo que a las dos familias que fueron timadas cuando intentaban pasar unos días de vacaciones en Londres. En su caso también se trataba de dos familias, pero su destino era Mallorca, concretamente Cala d'Or, y el importe que les estafaron fue sensiblemente mayor, nada más y nada menos que 5.000 euros.

"Vimos el anuncio en Homeaway y llamamos en tres ocasiones al portal para confirmar que el anuncio estaba bien. Nos dijeron que sí y tras entrar en contacto con el propietario nos envió un mail con el logo de Homeaway en el que nos especificaba la cuenta corriente de Barclays en la que teníamos que hacer el ingreso", recuerda Julià, que posteriormente comprobó que el correo había sido falsificado.

COMUNICACIÓN DIRECTA

A diferencia de Airbnb, el portal Homeaway sí permite que los propietarios pongan su teléfono o correo electrónico en los anuncios y que interactúen directamente entre sí. No obstante, el pasado mes de junio pusieron en funcionamiento un sistema que facilita la comunicación y los pagos del alquiler y reserva a través de su web. Es el método que ellos recomiendan para garantizar la seguridad. 

Cuatro días después de pagar por esa esperada estancia de diez días en Mallorca, el servicio al cliente de Homeaway se puso en contacto con ellos para decirles que el anuncio podía ser fraudulento.

Tras poner una denuncia ante los Mossos para que se busque al presunto culpable de la estafa, el servicio al cliente del portal les dijo que la resposabilidad no era de Homeaway, sino de la persona que había puesto el anuncio, y solo les ofrecieron acogerse a un seguro que cubre 800 euros por pérdidas. Impotentes ante la estafa, los afectados también han presentado una demanda contra el portal.