Ir a contenido

TIMOS EN LA RED

Alerta por el aumento de las estafas en el alquiler de viviendas turísticas por internet

Las denuncias se duplicaron entre el 2014 y el 2015, aunque su número total sigue siendo muy inferior a los casos reales

Los Mossos reconocen que es muy difícil perseguir estos delitos porque los timadores se escudan en el anonimato de la red

Ferran Cosculluela

Alerta por el aumento de las estafas en el alquiler de viviendas turísticas por internet

FERRAN NADEU

En el verano del 2014, los Mossos de Roses (Alt Empordà) detectaron que numerosos turistas acudían a comisaría a denunciar la misma estafa: un individuo les había alquilado un magnífico apartamento y, tras pagar la paga y señal (o el alquiler entero) y desplazarse a la Costa Brava, descubrían que esa residencia con vistas al mar no existía o, si era real, pertenecía a otro propietario que nunca se había planteado alquilar.

Tras una investigación, los Mossos detuvieron a un ciudadano francés que se dedicaba a ofertar apartamentos turísticos inexistentes a través de diferentes portales en la red. La policía catalana detectó que este timador llevaba varios años actuando y le imputó 28 estafas de esas características.  

La imparable irrupción de internet ha cambiado nuestras vidas y la manera en la que planificamos y contratamos las vacaciones. Una encuesta reciente de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) concluye que el 72% de los apartamentos que se contratan en vacaciones se han localizado a través de una web. Un cambio de hábitos al que también se han apuntado los timadores.

MÁS DENUNCIAS

Recomendaciones para evitar timos

· Contrate apartamentos y casas que se hayan dado de alta como viviendas turísticas en Turisme de la Generalitat y tengan su número identificador correspondiente, porque es una garantía de que cumplen la normativa y pagan sus impuestos.

· Desconfíe de los anuncios en los que el alquiler es mucho más bajo de lo que marca el mercado.

· Consulte el número de personas que han alquilado previamente ese alojamiento y lea sus opiniones.

· Desconfíe de los anunciantes que no proporcionan un teléfono fijo donde pueda localizarlos.

· Recuerde que hay dominios más fiables que otros y que cualquier persona puede abrir una cuenta de correo en Gmail, Hotmail, Yahoo o similares.

· No haga ningún pago hasta revisar y comprobar los datos del anunciante.

· No es aconsejable pagar por adelantado la cuantía total del alquiler.

· Es más seguro pagar con tarjeta de crédito que realizar transferencias o giros postales, porque los  bancos disponen de medidas de seguridad y controlan quienes pueden aceptar tarjetas.

En el 2014, los Mossos recibieron 18 denuncias por este tipo de estafas. Un año más tarde, ya ascendieron a medio centenar, y en los siete primeros meses del año, sin que todavía se hayan contabilizado las de agosto (que es cuando más proliferan aunque se producen durante todo el año), ya se han presentado 14.

"Es un número pequeño que no refleja lo que realmente está pasando", reconoce el cabo Guillem Goset, uno de los miembros de la Unidad Central de Proximidad y Atención al Ciudadano de la policía catalana, que es consciente de que el número de casos reales es mucho mayor. "Lo que sucede es que mucha gente no denuncia o lo hace en su país si es extranjero. En muchas ocasiones porque se trata de cantidades pequeñas, a veces son solo una paga y señal. Otras porque son turistas y no quieren pasarse un día de vacaciones en comisaría para presentar una denuncia en un idioma que desconocen", explica el mando policial.

En otros casos, el usuario se conforma con presentar una simple queja a los organismos de consumo o a las asociaciones de usuarios, como la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI), que hace tiempo que recomiendan extremar las precauciones antes de alquilar por internet. El presidente de esta asociación, Gustavo Samayoa, recuerda que antes de alquilar hay que tener en cuenta una serie de medidas para no llevarse "sorpresas desagradables", ya que la mitad de quejas que reciben cada año sobre arrendamientos corresponden a alquileres de apartamentos turísticos.

INCUMPLIMIENTOS

"Apartamentos inexistentes a la llegada al lugar de veraneo, de inferior categoría a la acordada, falta de higiene en los mismos, mayor distancia a la playa de lo indicado, capacidad menor de lo pactado o electrodomésticos que no funcionan son solo algunos de los múltiples problemas que sufren los muchos españoles cada verano", advierte.

Los Mossos afirman que la mayoría de los estafadores suelen captar a sus víctimas colocando anuncios fraudulentos en las webs dedicadas a la compraventa de artículos y servicios y también en los grandes portales dedicados al mercado inmobiliario y al alquiler. A veces incluso llegan a clonar páginas de grandes empresas para sus propósitos.

"Suelen trabajar con números de teléfono que pertenecen a móviles con tarjeta prepago y con correos electrónicos con perfil falso de gmail, hotmail o yahoo. Otra característica es que piden transferencias bancarias o giros postales para formalizar la reserva", explica el mando de los Mossos. "Te meten prisa y dicen que la paga y señal se tiene que hacer cuanto antes porque hay varias personas interesadas, es un truco para que la gente haga la transferencia o envíe el giro sin pensar", añade.

INVESTIGACIÓN COMPLEJA

Otras veces el timo consiste en decir que el propietario del apartamento vive en el extranjero (porque él también lo es y habla mal español) y que no puede enseñarte el piso, pero te hará llegar las llaves en cuanto pagues la paga y señal.

"En la mayoría de los casos, detrás de todos estos montajes el afectado no tiene nada, ni la identidad del timador, ni un teléfono fijo, y el mail es muy difícil de investigar porque cuando se trata de timos de cantidades pequeñas los jueces no suelen otorgar órdenes para obligar a los proveedores de internet a desvelar los datos de esos usuarios", advierte Goset.