Ir a contenido

LA LACRA DE LOS FESTEJOS NAVARROS

Los acusados de una violación colectiva en los Sanfermines alardearon por WhatsApp del delito

Los detenidos por supuesta agresión sexual a una joven informaron de la acción a otros amigos

Unas mujeres muestran el símbolo de la campaña contra las agresiones sexistas en Sanfermines durante la manifestación ciudadana.

Unas mujeres muestran el símbolo de la campaña contra las agresiones sexistas en Sanfermines durante la manifestación ciudadana. / ÁLVARO BARRIENTOS (AP)

Uno de los cinco jóvenes acusados de violar a una chica en las pasadas fiestas de San Fermín envió mensajes de WhatsApp a otros siete amigos que no habían participado en el viaje a Pamplona para informarles de detalles acontecidos en la presunta agresión sexual en un portal de la capital navarra. Un relato que contó con aseveraciones flagrantes sobre los hechos que se investigan. "Follándonos a una entre los cinco", se podía leer en uno de los mensajes.

Los cinco detenidos y cinco amigos más compartían un grupo en esta plataforma de mensajería instantánea denominado 'Manada', según explica la web Navarra.com. Una inscripción que figura en el tatuaje que luce en su cuerpo uno de los detenidos: "El poder del lobo reside en la manada".

CREDIBILIDAD

Los detenidos grabaron en vídeo la presunta agresión, una prueba que ha resultado concluyente para que el juez que instruye el caso haya decidido mantener en prisión a los arrestados. Los jóvenes sostienen que las relaciones con la víctima fueron consentidas por ella, extremo que la chica siempre ha rechazado. El magistrado da credibilidad a la versión de la chica, al considerar que fue "obligada a practicar felaciones" a los acusados, que abusaron de ella y la penetraron.

Los mensajes de WhatsApp serán un elemento de peso en la decisión del juez, que tomará declaración a los acusados el 2 de septiembre. Algunos de ellos se enviaron rondando las cinco de la madrugada, apenas una hora después de que resultara violada la joven, de 18 años y vecina de MadrId, según relata el diario navarro.

Algunos de los mensajes vertidos en el grupo son:

- Follándonos a una entre los 5.

- Jajaja

- Todo lo que cuente es poco.

- Puta pasada de viaje

- Hay vídeo

Horas después de enviar esta tanda de mensajes, empezaron a llegar las respuestas de los amigos que no habían formado parte del viaje:

- Cabrones os envidio

- Esos son los viajes guapos

SUPERIORIDAD

La resolución judicial considera que sobre las tres de la madrugada del 7 de julio el procesado J. A. P. M. inició una conversación con la joven en la plaza del Castillo, antes de que él y sus cuatro amigos -J. E. D., A. J. C. E., A. M. G. E y A. B. F.- la acompañaran hacia el coche en donde ella tenía la intención de dormir.

En el camino, aprovechando que una vecina acababa de abrir el portal número 5 de la calle Paulino Caballero, J. A. P. M. mantuvo sin cerrar la puerta exterior, agarraron a la joven por las muñecas y la obligaron a entrar, rodeándola. Valiéndose de su superioridad física y de la imposibilidad de ella para evitar la acción de los hombres, la sujetaron y le obligaron a realizar varios actos sexuales.

Los procesados "incluso se animaban y jaleaban entre sí" esperando y reclamando el turno, mientras A. M. G. E. "grababa además con su teléfono móvil los hechos con el consentimiento de los demás, que se dirigieron en varias ocasiones a la cámara".

El magistrado impone a los cinco encausados una fianza de 500.000 euros dado el impacto de "unos hechos de extrema gravedad, ejecutados en grupo y de manera reiterada, con múltiples penetraciones".