campaña de concienciación

Un comando antimachista recorre Tarragona

Un grupo de voluntarios alerta a los jóvenes sobre el problema del acoso sexual en las zonas de marcha de la ciudad

Una voluntaria de la campaña Respecta’m, dando consejos a un grupo de jóvenes en el Camp de Mart de Tarragona.

Una voluntaria de la campaña Respecta’m, dando consejos a un grupo de jóvenes en el Camp de Mart de Tarragona. / JOAN REVILLAS

3
Se lee en minutos
ESTHER CELMA / TARRAGONA

El Komando Q, como si fueran superhéroes urbanos, sale por las calles de Tarragona en las noches de fiesta ¿Su misión? Ayudar a que las drogas, las borracheras, el sexo sin protección y, ahora, el machismo hagan menos estragos con la excusa de que la noche confunde. El Komando lo forman 15 voluntarios de entre 18 y 30 años asesorados por educadores sociales. Van uniformados con una camiseta negra con letras amarillas con el lema 'Respecta'm'. ¿Sus armas? El llamado 'kit de los placeres': un preservativo, medidores de alcohol, teléfonos de atención a drogas y cuatro tarjetas con mensajes antimachistas: "Solo el sí es sí", "Mi manera de vestir no es excusa", "Beber demasiado no es excusa" y "Estamos estrechos, pero no me toques".

La campaña Respecta'm  La campaña Respecta'm ha sido impulsada por el Servicio de Prevención de las Adicciones y una veintena de locales de ocio nocturno

El terreno natural del Komando son las zonas de marcha. Allí se mezclan con la gente, invitan a abrir el kit para romper el hielo, charlan y, sobre todo, recuerdan que la noche es de todos, que le sigue una mañana y que esta, mejor sin resaca, ni malos recuerdos, ni sustos al despertar.

El equipo dedica una de sus salidas al mes a combatir el machismo. Este pasado viernes, tocaba la Imaginada, uno de los primeros actos de las fiestas de Sant Magí, que llenó el Camp de Mart de jóvenes.

NO, ES NO

"Nos ha salido la tarjeta de que si una chica dice que no, es que no", explica François Alardin, un turista francés. La campaña le parece "bien, porque hay mucho idiota suelto". El Komando actúa desde la "prevención" pero si ve alguna situación de riesgo, tiene "línea directa con la seguridad del recinto, la Guardia Urbana, la Policía Nacional y los hospitales", explica Francis Montero, educador social y alma máter del grupo.

"Está muy bien, pero quizás mejor para gente más joven, todo depende mucho de en qué ambiente te muevas", reflexiona Nuria Cerón, de 26 años.

A ella y a su amiga Noemí, de 28 años, les han regalado una pulsera con el lema "Respecta'm" y les han hecho fotos que moverán por las redes sociales. El propósito es machacar que el acoso no es ni normal ni natural y conseguir un reproche social hacia el machismo. "Nosotras también las colgaremos en nuestro Instagram", asegura Cerón.

Su principal arma  es el llamado 'kit de los placeres': preservativos, medidores de alcohol y tarjetas con mensajes antimachistas

Roser, de 25 años, cree que "no profundizan mucho y dejan muchas cosas en el aire, pero como idea está bien". Pero una amiga suya se queja: "Yo, con 28 años, ya sé cómo va, nadie tiene que venir a contarme nada". El grupo debate sobre la sutil diferencia entre ligar y el acoso, la broma y el agobio. "Mira que es fácil y corta la palabra 'no', pero algunos no la entienden", despacha una. Misión cumplida aquí y el Komando ya está en otra parte.

"LA GENTE NOS ESCUCHA"

En general, no tienen malas experiencias. "La gente nos escucha, hablamos de temas que les interesan", asegura Noelia Rovira, de 22 años. Una inofensiva piruleta es "un buen recurso para hacer callar a quien pierde el norte. Se la damos y le decimos: 'Chupa  y calla'. Siempre nos ha funcionado porque el resto del grupo ríe, pero hoy no traemos", comenta Sara Carbón, especializada en drogas dentro del Komando.

Estas salidas nocturnas forman parte de 'Respecta'm', una campaña más ambiciosa diseñada conjuntamente por el Servicio de Prevención de las Adicciones y la Plataforma Nits Q, formada por una veintena de locales de ocio nocturno de Tarragona.

Aseguran que los jóvenes  les escuchan porque les hablan de temas que les interesan

El eslogan de la campaña se replica por la ciudad en plafones publicitarios y autobuses, en carteles en los bares y discotecas que forman parte de la plataforma, en el entorno digital y las redes sociales e incluso con grafitis biodegradables en las principales zonas de marcha.

Noticias relacionadas

'Respecta'm' también prevé talleres y programas preventivos en los institutos para que los estudiantes liguen desde una visión de igualdad y no de dominación del hombre y también para distinguir situaciones de acoso.

"Si una chica me gusta y me dice que no, ¿por qué no puedo insistir", se pregunta Marco López, 21 años. Un amigo zanja: "Porque ellas saben lo que quieren". No lo vio así el director del 'Diari de Tarragona', Josep Ramon Correal. Recién presentada la campaña, opinó en una polémica columna que el amor es como un mercadeo en el que no existe el 'no'. La portavoz del Govern, Neus Manté, le replicó por Twitter: "No es no y punto. Ningún matiz, nunca".