Ir a contenido

PRIMER ANIVERSARIO DE SU MUERTE

La familia del mantero fallecido durante un registro en Salou quiere reabrir el caso

Aseguran que Mor Sylla fue víctima de una actuación "desporporcionada" de los Mossos

ESTHER CELMA / SALOU

Familiares y amigos rinden homenaje a Mor Sylla en Salou, en el primer aniversario de su muerte.

Familiares y amigos rinden homenaje a Mor Sylla en Salou, en el primer aniversario de su muerte. / TJERK VAN DER MEULEN

La familia del senegalés Mor Sylla quiere reabrir el caso de su muerte, ocurrida justamente hace un año durante una entrada y registro de los Mossos d'Esquadra en su domicilio de Salou (Tarragonès). Murió al precipitarse desde el tercer piso en una actuación “desproporcionada de 13 agentes para un piso de 40 metros con seis personas, todas manteros”, ha manifestado su hermano, Ibrahima Sylla.

La Audiencia de Tarragona archivó el caso en febrero, pero “hay motivos para presentar recurso”, ha señalado el hermano de la víctima, en un acto conmemorativo celebrado este jueves en la plaza de la Pau de la localidad.

Ibrahima ha revelado que tienen un recurso a punto pidiendo una reconstrucción de los hechos, que declaren todos los agentes -solo lo hicieron 11- y otras diligencias para aclarar “contradicciones” en las versiones de dos testigos protegidos y sobre todo, de los cinco compañeros de piso de Mor. El hermano ha subrayado las sustanciales diferencias entre las versiones ofrecidas por estos a los medios de comunicación, en sede policial y en sede judicial, probablemente a “cambio de papeles”, y ha lamentado que sus “paisanos” atribuyeran “al pobre fallecido” toda la mercancía decomisada.

En un extenso parlamento, Sylla ha señalado que su hermano solo llevaba tres meses en el piso de la plaza Sant Jordi de Salou, un domicilio investigado desde el 2013 por los Mossos d'Esquadra. Mor “había vivido siempre en Oropesa de Mar, en Castellón, y por ese piso de Salou habían pasado muchos sin empadronar”, ha denunciado su hermano.

Ibrahima también ha reprochado que se dibujara a Mor como un “capo” y ha instado a las autoridades y a la policía a buscar responsables de la venta ilegal en los “polígonos”. “Estoy solo”, ha lamentado tras recordar que no quiere dejar “desamparadas” a “la hija de tres años, que se ha quedado sin padre” y a su mujer.

MANIFESTACIÓN EN BARCELONA

Más de un centenar de personas se han manifestado también este jueves por las calles de Barcelona para protestar contra la "difamación" del 'top manta' y la "persecución policial" a la que se enfrentan los manteros, según han leído en un comunicado que han entregado al Consulado de Senegal de Barcelona para pedirle más implicación en la solución del conflicto. La concentración ha sido también en recuerdo y homenaje a Mor Sylla.