Piden a Sanidad un catálogo de prótesis modernizado y universal

Se lee en minutos
Te puede interesar

Diferentes colectivos de personas amputadas y con discapacidad física se han manifestado hoy en contra del borrador del nuevo Catálogo de Prestaciones Ortoprotésicas y han pedido que éste sea universal, contenga los últimos avances y mayores prestaciones. En la concentración, que ha tenido lugar ante el Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad y que ha sido secundada por diversos colectivos como la Asociación Nacional de Amputados de España (Andade), se ha exigido también que el catálogo sea común para todas las comunidades autónomas. Según la Federación Española de Ortesistas y Protesistas (Fedop), el borrador deja fuera de la financiación el 90 % de las prótesis de los principales fabricantes y excluye a miles de personas amputadas. Así, su presidente, Carlos Ventosa, ha explicado que "hay comunidades que ofrecen un tipo de prótesis que otras no tienen", lo que provoca "ciudadanos de primera y de segunda".

Los manifestantes han pedido también que el catálogo incluya los avances tecnológicos producidos en los últimos años (el actual data del 2000), como las prótesis electrónicas. Estas asociaciones han denunciado que las personas con amputaciones por cuestiones de salud apenas reciben ayuda y tampoco cuentan con los últimos avances, mientras que los que han sufrido un accidente de tráfico, laboral o una negligencia médica tienen acceso a los últimos avances al estar cubiertos por seguros privados. Es el caso de Úrsula Córdoba, de 44 años y que tuvo ser amputada de las dos piernas debido a la diabetes que sufría. Según ha contado, en la Comunidad Valenciana en la que reside le pusieron "las prótesis más bajas" para dejarla en una silla de ruedas y no darle la posibilidad de andar. Después tuvo acceso a unas prótesis básicas que le costaron 8.000 euros, de los que le financiaron 4.000 euros, y que le han dado "calidad de vida". Uno de los puntos positivos del borrador, según los afectados, son los controles en los puntos de venta y distribución que impedirá reutilizar las prótesis de fallecidos o de otras personas. La Asociación de Víctimas de la Talidomida (Avite) o la Plataforma Postpolio también se han sumado a la concentración, así como diferentes colectivos de discapacitados, como los lesionados medulares.