Descubierto un nuevo ancestro de los seres humanos

Científicos de Barcelona hallan huellas de un antepasado desconocido en el ADN de los habitantes de una isla del Índico

Jaume Bertranpetit (a la derecha) e investigadores del Instituto de Biologia Evolutiva (IBE) de Barcelona.

Jaume Bertranpetit (a la derecha) e investigadores del Instituto de Biologia Evolutiva (IBE) de Barcelona.

Se lee en minutos

ÀNGELS GALLARDO / BARCELONA

El análisis genético de un grupo de individuos que viven en la actualidad en las islas de Andamán, en el océano Índico, ha detectado que su ADN, su código genético, contienen fragmentos que pertenecen a un homínido extinto que comparte un ancestro común con los neardentales y denisovanos, pero tiene una historia diferenciada. Este hallazgo demuestra que existió un tipo de homínido hasta ahora desconocido, actualmente extinguido, que era de baja estatura y vivió en el sudeste asiático.

El descubrimiento, realizado por científicos del Instituto de Biología Evolutiva (IBE) de Barcelona, centro mixto de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), se publica este lunes en la revista Nature Genetics.

Este nuevo ancestro humano surge del homo sapiens arcaico que, hace 80.000 años, evolucionó a hombre moderno en África. Una pequeña parte de su población abandonó aquel continente y dio lugar a todas las poblaciones humanas fuera de África. No obstante, existían dudas sobre si los pigmeos, entre ellos los hombres de las islas de Andamán, provenían de una migración inicial, previa, a la que habían sucedido otras. La secuenciación del ADN de sus actuales pobladores, objeto del citado estudio, ha confirmado que no fue así y que el denominado Out of África se produjo en una sola migración, de la que descendemos todos los humanos.

PASADO CORROBORADO 

“Es la primera vez que corroboramos con datos científicos que todas las poblaciones humanas surgieron de una única salida de África –afirma Jaume Bertranpetit, investigador del IBE, coautor de la investigación-. Hemos encontrado fragmentos de ADN del homínido extinto formando parte del genoma de los humanos modernos. En un futuro próximo esperamos obtener el genoma completo a partir de restos fósiles”.

Diferentes grupos científicos ya están analizando unos huesos que podrían corresponder a ese homínido, que quizás sean del conocido como homo erectus.

Este hallazgo desmonta la teoría que sostenía que los habitantes de las islas de Andamán, similares físicamente a los pigmeos africanos  -de baja estatura, pelo negro y rizado, y piel oscura-, procedían de una migración anterior a la general del Out of África. “Todos provenimos de una única salida de África”, reitera Bertranpetit.

BAJITOS POR LA INSULARIDAD

La pequeña estatura de los andamaneses, y el resto de sus características, no se explican por una causa original –suposición basada en que los primeros habitantes de esa isla ya fueran bajitos y sus descendientes también lo sean- sino que es consecuencia de un proceso evolutivo de adaptación y selección natural causado por las limitaciones propias de la insularidad. En islas similares de las de Andamán se han encontrado cabritas de 40 centímetros de longitud o elefantes de un metro, unas reducciones que los investigadores atribuyen a la imposibilidad de que la cadena trófica se desarrolle en su total plenitud en un entorno insular limitado.

“En una isla pequeña no hay lugar para toda la cadena trófica, los grandes depredadores deben desaparecer y los animales de niveles inferiores se hacen pequeños, ya que eso les da ventajas selectivas”, afirma Bertranpetit. En esos entornos, donde la cadena que enlazaría la producción de hierba a los humanos herbívoros y los carnívoros queda constreñida, los grandes depredadores se extinguen, explican. Esa sería la razón de la baja estatura de los andamaneses y no su origen ancestral distinto del de los surgidos de África.

Estas investigaciones, basadas exclusivamente en análisis genéticos de pobladores actuales, proseguirán ahora en la búsqueda de fósiles susceptibles de corroborar lo ahora hallado.

Los protagonistas del Out of África se considera que fueron unos 2.000 individuos que, impulsados por grandes sequías, cruzaron el mar Rojo procedentes de Etiopía, llegando a lo que en la actualidad es Yemen. Con el paso de las generaciones, avanzaron por la costa asiática hasta alcanzar Australia, de allí al Próximo Oriente y finalmente a Europa y China. A América llegaron hace 20.000 años. Todos los seres humanos descendemos de aquellos viajeros primigenios.          

Te puede interesar

    

    

Temas

Genética