Ir a contenido

Gente corriente

Gal·la Mora Abelaira: «No soy ni de ciencias ni de letras, sino de todo»

Gemma Tramullas

La astrofísica Licia Verde describía ayer en esta misma página las dificultades que encuentran las mujeres para llegar a la cumbre de las carreras científicas y hoy es una joven a punto de iniciar ese camino la que expone sus expectativas, ilusiones y dudas. Gal·la tiene 17 años y se ha matriculado en el doble grado de Física y Matemáticas que imparte la Universitat Autònoma de Barcelona, la carrera con la nota de corte más alta: un 13,23 sobre 14. Vecina de Sarrià [en la foto], es la mayor de tres hermanos y ha estudiado en el centro Sagrat Cor. Habla inglés y francés, practica esquí y ballet, trabaja como modelo y en unos días se va de interrail.

'Hija' de Hipatia. Como la científica del siglo IV, esta alumna del doble grado de Física y Matemáticas se apoya en la filosofía.

-En Física y Matemáticas os habéis matriculado 14 chicos y 6 chicas. ¿Sabías que en la lista de los 100 científicos españoles más citados en internet solo hay 6 mujeres? No había oído hablar de este tipo de listas, pero ahora mismo no me preocupa. Creo que si haces lo que te gusta, te esfuerzas y eres de los mejores, da igual si eres una chica o un chico.

-¿Siempre supiste que eras de ciencias? No me considero ni de ciencias ni de letras, sino de todo. Tengo facilidad para los números, pero me encanta la filosofía y la literatura. Me mueve el conocimiento en general.

-¿Y por qué elegiste Física y Matemáticas? Hasta los 15 años pensaba que tendría una empresa, porque no me gusta que me digan lo que tengo que hacer. Pero en primero de bachillerato tuve un profesor de física, David Bote [hoy alcalde de Mataró], que me enganchó. Él me despertó la curiosidad por la parte teórica, la que explica cómo funciona el mundo, y también descubrí que me atraía la teoría de las matemáticas. Mi profesor de mates, Joan Carles González, me animó a cursar la doble titulación.

-Matrícula de honor en primaria, un 10 de bachillerato y una media final de 13,34. ¿Has hecho un test de altas capacidades? No soy superdotada. Creo que soy inteligente y me esfuerzo mucho, dedico muchas horas al estudio y por eso consigo resultados. Soy muy estricta conmigo misma. Siempre apunto al 10, pero si saco un 9 tampoco me supone un trauma.

-¿Cómo se imagina en cinco años? Me tira la investigación, pero no descarto nada, incluso que esta carrera no me guste y me pueda cambiar a filosofía.

-¿Dejaría una carrera que no tiene paro por otra que todo el mundo se encarga de decir que no tiene salidas profesionales? ¿Por qué no? Nunca me cierro a nada. Ojalá pudiera hacer un triple grado de física y mates con filosofía, pero de momento no existe. Que una carrera tenga más salidas que otra no ha sido un factor decisivo para elegir mis estudios. Yo animaría a todo el mundo a estudiar lo que más le guste.

-Si llega a dejar la carrera de física y mates para hacer filosofía apuesto que a sus padres les da un soponcio. Bueno, siempre puedo hacer filosofía después. Pero han sido ellos los que me han inculcado que si estudias lo que te gusta y te esfuerzas, seguro que encuentras la manera de ganarte la vida. Tengo libertad total para estudiar lo que quiera.

-¿Cuál es su filósofo favorito? Nietzsche, porque me obliga a pensar. Tiene una frase que dice: «Las convicciones son más enemigas de la verdad que las mentiras».

-Nietzsche es el filósofo favorito de los adolescentes. ¿Ah sí? Personalmente siempre parto del pensamiento confuso. Yo le doy autoridad al conocimiento científico, ¿pero hasta qué punto la ciencia está influida por la subjetividad humana? Voy a pasarme los próximos cinco años estudiando física y matemáticas, ¿pero seguro que estos conocimientos son verdad?