Seis comarcas alcanzan ya el objetivo europeo de reciclaje para el 2020

Osona, en cabeza, y Segarra, Montsià, Pallars Sobirà, Moianès y Terra Alta regeneran el 50% o más de su basura urbana

Un ciudadano utiliza un conjunto de contenedores de reciclaje en una calle de Barcelona.

Un ciudadano utiliza un conjunto de contenedores de reciclaje en una calle de Barcelona. / FERRAN NADEU

Se lee en minutos

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Seis comarcas catalanas han conseguido ya reciclar el 50% de los residuos urbanos que generan, un objetivo que la Unión Europea (UE) objetivo que la Unión Europeatiene fijado para el año 2020. Osona es la comarca que más recicla, ya que durante el 2015 de recogió de forma selectiva el 60% de sus residuos, según los datos dados a conocer este lunes por la Conselleria de Territori i Sostenibilitat, dentro del balance estadístico del 2015 de la gestión de la basura en Catalunya.

Después de Osona, las otras cinco comarcas que han llegado al 50% en la gestión de residuos son la Segarra, el Montsià, el Pallars Sobirà, el Moianès y la Terra Alta. También la comarca de Osona es la que ofrece la mejor calidad en la recogida selectiva, ya que también encabeza esta clasificación virtual una vez extraídos los elementos impropios (los residuos depositados en contenedores equivocados). Le siguen el Pallars Sobirà y la Terra Alta.

3,7 TONELADAS

En el 2015 se generaron en Catalunya 3,7 millones de toneladas de residuos municipales, cifra que supone una media de 1,35 kilos de basura por habitante y día. Son datos que representan un ligero repunte con respecto al 2014, en el que la media fue de 1,33 kilos por habitante y día. La memoria también precisa que del total de residuos, el año pasado se recogió un 39% (1,4 millones de toneladas) de forma selectiva. Este dato supone un incremento del 3,7% respecto al año anterior.

La memoria destaca que en la fracción de "resto" (la que no se recoge de forma selectiva) ha aumentado más de un 11% la que se deriva a plantas de tratamiento mecánico y biológico, que permite recuperar una parte de los materiales. También ha disminuido un 15,6% la entrada en vertederos como destino primario y un 6,8% la que se envía a incinerar.

Te puede interesar

RECUPERACIÓN ECONÓMICA

Las estadísticas de la gestión de residuos del año pasado también apuntan a una cierta recuperación económica. Destaca en este sentido el aumento de la recuperación de papel y cartón (298.134 toneladas frente 271.317 en el 2014), chatarra, textil y los residuos procedentes de aparatos eléctricos y electrónicos. Todos ellos son materiales que en los últimos años habían registrado un descenso de las cantidades recogidas debido a la recesión económica.

Temas

Reciclaje